España

Maxim Huerta: "Creo que siempre hay que dar un paso más, no debemos quedarnos en la comodidad"

España

ESPAÑA

Maxim Huerta: "Creo que siempre hay que dar un paso más, no debemos quedarnos en la comodidad"

El periodista y escritor Maxim Huerta.
photo_cameraEl periodista y escritor Maxim Huerta.

Horas antes de conocer su designación como Ministro de Cultura en el Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez, Màxim Huerta (Valencia, 1971) concedió una entrevista a Atlántico dentro de la promoción de su última novela, "Firmamento"

 

Afable en las distancias cortas, tan solo su agenda apretada y su poco tiempo disponible (hecho por lo que se disculpó) podían hacer prever el nombramiento. Periodista, trabajó en distintos medios de comunicación, aunque la popularidad le llegó al copresentar "El programa de AR" durante once años. En su haber ya suma siete títulos, uno de ellos "La noche soñada", que le valió el Premio Primavera en 2014. Con estas declaraciones se despidió del estatus de gobernado para convertirse en parte del Gobierno.

 "Firmamento" no sigue el formato habitual de una novela. ¿Cómo la concibió?
Es un novela dentro de otra novela, con personajes que funcionan como planetas diferentes. Es la misma historia desde distintos puntos de vista. Hay tres protagonistas principales, con Mario y Ana también está el mar que adquiere mucha importancia. Habla de amor y mentiras.

Para ser una novela romántica está envuelta en un halo oscuro.
La soledad es el eje de la historia. Son dos personas solitarias que se sienten incómodas en el lugar que les ha correspondido. Quería que los personajes apareciesen totalmente desnudos ante el lector que los observa desde arriba. Se muestran tal cual a través de las cartas y de sus relaciones.

Sorprende con una narración en primera persona de los personajes en cuatro partes enlazadas que cada una de ellas podría ser una novela en sí. ¿Cuál fue la técnica para dar forma a algo tan complejo?
Cortar, cortar y cortar. Relato 24 horas de dos personas frente a frente. Tuve que eliminar partes  y no dejarme llevar por las historias. El secreto fue depurar. Arranca con una novela falsa y se va creando todo un cosmo literario. He disfrutado mucho escribiéndola.

Uno de los mayores logros de "Firmamento" es limitar tanto la trama y no producir claustrofobia. ¿Cómo se logra?
Todos los hechos suceden fuera de las habitaciones, es donde el mar, temperamental como las personas, adquiere importancia.

La literatura no deja mucho margen para la experimentación. ¿Este proyecto fue un reto personal?
He jugado con mi cosmo y con lo que disfruto. Creo que siempre hay que dar un paso más, hay que salir de lo establecido. Los escritores no debemos quedarnos en la comodidad de la literatura, tenemos que ir en contra. Fue muy fácil escribir este relato; hay momentos en la vida que duran para siempre.

Tanto evolución ha hecho irreconocible su estilo. ¿Cómo han reaccionado sus lectores?
Es cierto que el lector busca al escritor que conoce, al que le gusta. “Firmamento” es diferente, pero mantengo el mar, que es un referente en toda mi obra. Suelo escribir novelas lectura lenta y ésta es muy rápida, pero las reacciones que estoy recibiendo son muy positivas. Cuando se acaba la novela siempre hay una cierta melancolía que en la ficción y en la realidad son diferentes. “Firmamento” es una historia luminosa.