España

El Gobierno apoya un indulto para Paco Larrañaga, pero recuerda que debe decidirlo Filipinas

España

El Gobierno apoya un indulto para Paco Larrañaga, pero recuerda que debe decidirlo Filipinas

El Gobierno apoya un indulto para Paco Larrañaga, pero recuerda que debe decidirlo Filipinas
El Gobierno español apoya la petición de indulto que los abogados del preso Francisco Larrañaga han solicitado a Filipinas, pero recuerda que esa medida de gracia sólo puede concederla la justicia de ese país, cuya 'soberanía judicial' España respeta, ha señalado este martes la ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez.

En la sesión de control al Ejecutivo en el Senado, la ministra ha explicado, a preguntas del representante del PNV, Iñaki Anasagasti, que las autoridades españolas han trasladado a las filipinas su apoyo a la petición de indulto que los abogados de Larrañaga han solicitado a Manila tras el traslado de su cliente a España, donde termina de cumplir su condena.

El preso hispano filipino Francisco Larrañaga llegó a España en octubre de 2009 desde Manila en virtud de un acuerdo bilateral entre los dos países para que terminara de cumplir aquí la condena que le impuso la justicia de Filipinas por el secuestro, violación y asesinato de dos hermanas en la ciudad de Cebú.

Ante la imposibilidad de cumplir una cadena perpetua en España, donde esta figura no existe, la Audiencia Nacional convirtió la condena filipina en una pena de 40 años. Larrañaga permanece ingresado en la actualidad en la prisión donostiarra de Martutene.

El acuerdo bilateral entre ambos países para el traslado de presos deja claro que 'sólo el Estado de condena podrá conceder el indulto, la amnistía o la conmutación de la pena o medida de seguridad conforme a su Constitución y a sus leyes'.

Sin embargo, 'el Estado de cumplimiento podrá solicitar del Estado de condena la concesión del indulto, amnistía o la conmutación, mediante petición fundada'.

Según ha explicado la ministra, han sido los abogados de Larrañaga los que han solicitado el indulto para su cliente a las autoridades filipinas y el Gobierno español ha trasladado a Filipinas que 'apoya' esa solicitud de indulto.

No obstante, la jefa de la diplomacia española ha subrayado la necesidad de ser 'extremadamente respetuosos con la soberanía judicial de terceros países' y con el tratado bilateral, según el cual sólo Filipinas podría conceder la conmutación de la pena o una medida de gracia siempre en conformidad con su Constitución.

Larrañaga se benefició en 2006 de la decisión de la presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, de conmutar la pena capital por la de cadena perpetua a todos los presos condenados a muerte en cárceles filipinas.

El joven hispano-filipino, de 30 años, fue condenado a la pena de muerte acusado del secuestro, violación y asesinato de dos hermanas en la ciudad de Cebú en 1997, en un juicio plagado de irregularidades, en opinión de la familia, su defensa y numerosas organizaciones internacionales.

Hijo del ex pelotari vasco Manuel Larrañaga y de Margarita González, Paco Larrañaga asegura que estaba en Manila y no en Cebú el día del crimen, y denuncia que no se le dejó testificar en su defensa ni a él ni a una treintena de testigos.

Tras la conmutación de la pena de muerte, los Gobiernos español y filipino dieron en junio de 2006 el primer paso para firmar el Acuerdo bilateral sobre Traslado de Personas Condenadas.