La Región

NEGOCIACIONES DE GOBIERNO

El PSOE pide a Ciudadanos la abstención para facilitar su gobierno

"Es una cuestión que está en su mano y podría ser un servicio a España", explica Isabel Celaá

El PSOE pide a Ciudadanos la abstención para facilitar su gobierno

La portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, ha invitado a PP y Ciudadanos a abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, "igual que hizo el PSOE en su momento" con Mariano Rajoy y como forma de hacer "un servicio a España". Celaá también ha precisado que el Ejecutivo calcula que la investidura será a finales de junio o, más bien, a principios de julio.

Según la ministra portavoz, dado que "las fuerzas constitucionalistas recuerdan a la ciudadanía que no se debe contar con las fuerzas independentistas", ahora tienen abierta una "forma perfecta" para evitar ese protagonismo del independentismo, que es "absteniéndose en la investidura, por cierto como hizo el PSOE en su momento con el fin de aportar estabilidad al nuevo Gobierno y el país".

"Es una cuestión que está en su mano y podría ser un servicio a España, habida cuenta de que nadie duda, ni siquiera estas fuerzas, de que el nuevo Gobierno estará presidido por Pedro Sánchez", ha remachado, invitando así a PP y Ciudadanos a "aportar valor a la estabilidad del país".

Celaá aludía a la decisión del PSOE de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy a finales de 2016, una decisión que supuso una fractura en el PSOE, la dimisión de Sánchez como secretario general del partido y el abandono de su escaño en el Congreso. De esa forma, Sánchez evitó abstenerse en esa votación y evitó también desobedecer la instrucción de la dirección del partido.

Con todo, fuentes del Ejecutivo recuerdan que la posición que adoptó el PSOE fue la de la abstención y consideran que, teniendo en cuenta toda la presión que ejercieron en su día PP y Ciudadanos para que el PSOE se abstuviera, ahora deberían ser coherentes. 

En todo caso, Celaá ha dejado claro que la vocación de Sánchez sigue siendo gobernar en solitario, con un programa que considera "suficientemente potente" para poder llevarlo a cabo con acuerdos con distintas fuerzas, eso sí, reconociendo que serán "acuerdos muy preferentes con Unidas Podemos".