El importe, 1,2 millones de euros, responde a un préstamo para la compra del Palacio de Pedralbes

Hacienda desvela dos pagos del rey a los duques de Palma

El monarca conversa con su hija Cristina e Iñaki Urdangarin, durante una recepción oficial.
La Agencia Tributaria (AEAT) reveló ayer, en un informe recientemente presentado ante el juez instructor del caso Nóos, dos transferencias bancarias de 600.000 euros cada una por parte del rey Don Juan Carlos a favor de los Duques de Palma, Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina, cursadas en el año 2004. En concreto, según el informe, sendos ingresos se produjeron el 30 de julio y el 29 de septiembre de ese año, en forma de transferencias 'urgentes' ordenadas por 'S M D Juan Carlos de Borbón y Borbón' a una cuenta bancaria de La Caixa de la que son titulares los duques.
Mientras tanto, el análisis de las operaciones bancarias realizadas con esa cuenta entre 2004 y 2006 arroja que la infanta Cristina declaró una deuda de 1,2 millones de euros -coincidente con la cantidad total que transfirió el rey-, bajo el concepto de préstamo, en sus declaraciones por el Impuesto de Patrimonio de los ejercicios 2004, 2005, 2006 y 2007.

Un portavoz de la Casa del Rey, se apresuró ayer a señalar que éste transfirió 1,2 millones de euros en el año 2004 desde su cuenta personal a la de la infanta Cristina en préstamo para que pudiera comprar la casa de Pedralbes (Barcelona), donde vive con su marido, Iñaki Urdangarin, una operación que fue registrada en la notaría y declarada a Hacienda por la propia infanta doña Cristina.

El dinero fue aportado por el monarca en dos transferencias de 600.000 euros cada una, desde su cuenta personal a la de su hija menor, remarca la misma fuente. Los dos movimientos bancarios consistieron en transferencias 'normales' y respondían al préstamo que fue consignado mediante escritura notarial y reseñado debidamente en la declaración de Patrimonio que la infanta hizo en el ejercicio fiscal correspondiente, según la misma fuente.


PRÉSTAMO HIPOTECARIO

Para adquirir la vivienda de Barcelona, un chalet situado en la calle Elisenda de Pinós y conocido como el 'palacete de Pedralbes' por el barrio donde está situado, doña Cristina e Iñaki Urdangarin pidieron un préstamo hipotecario de seis millones de euros, según reveló al juez Torres el notario de los duques, Carlos Macia.

El propio Urdangarin admitió al instructor en su declaración del pasado 23 de febrero que había dejado de pagar las dos últimas cuotas trimestrales de la hipoteca que pesa sobre la casa, de la que entonces quedaban por pagar unos 3,6 millones de euros.

El juez Castro requirió además al Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional en Baleares que investigue la forma en que fueron pagados los trabajos que los proveedores de la empresa Aizoon -de la que son copropietarios los duques de Palma- llevaron a cabo para la rehabilitación, reforma y mantenimiento del conocido Palacete de Pedralbes, propiedad del matrimonio. El juez busca así indagar si en el marco de estas labores de remodelación y reforma se cometió un presunto delito de blanqueo de capitales.

Te puede interesar