La Región

INVESTIGACIÓN

Infancia Libre, bajo la lupa tras la tercera detención de una mujer

La mujer ha sido arrestada por incumplir el régimen de visitas fijado para su expareja desde hace un año y medio

Infancia Libre, bajo la lupa tras la tercera detención de una mujer

La Policía tiene bajo su lupa a Infancia Libre tras haber detenido a una tercera mujer de esta asociación en casi dos meses, un tiempo que ha permitido a los investigadores tener indicios de que podría tratarse de una trama organizada criminal, pues todas ellas siguen un patrón de actuación similar.

Fuentes de la investigación han indicado que los agentes encargados de las pesquisas no descartan nuevas detenciones porque consideran que estos tres casos no son aislados y están estudiando trasladar al juzgado los indicios con los que cuentan para poder determinar si se trata de una trama organizada.

La tercera detenida Ana María B. V., de 39 años, ha sido arrestada este martes por requerimiento judicial al incumplir el régimen de visitas fijado para su expareja y padre de la hija de ambos desde hace un año y medio.


Su arresto ha sido practicado en el aparcamiento del hospital de La Paz donde trabaja como enfermera


A primera hora de la tarde, la mujer ha quedado en libertad con cargos, aunque investigada. No ha querido hacer declaraciones a la salida de los juzgados, pero sí lo han hecho sus padres que han asegurado a los periodistas que su nieta llegó a grabar al padre para demostrar presuntos abusos. No obstante, se trata de un vídeo en el que la Audiencia Provincial no encontró indicios delictivos.

El exmarido de esta mujer fue absuelto en abril del delito continuado de abusos sexuales a su hija entre junio de 2014 y marzo de 2015, en una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que sí le condena a tres meses de prisión por maltrato familiar sin lesiones, por dar un "fuerte bofetón" a la niña cuando esta tenía 7 años.

Ana María es la tercera madre detenida por hechos similares, aunque a diferencia de los dos casos anteriores, en esta ocasión la mujer no mantenía aislada a la menor y sí estaba escolarizada.