España

El juez del caso Gurtel interroga al excalde de Majadahonda

España

El juez del caso Gurtel interroga al excalde de Majadahonda

El exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega (PP) no supo explicar ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz el origen de las joyas, los coches de lujo y los relojes que presuntamente le ofrecieron los cabecillas de la trama Gürtel a cambio de contratos y adjudicaciones municipales y dijo estar convencido de que 'la trama Gúrtel quedará en nada'.
Ortega, que declaró durante casi una hora, mantuvo que tenía dedicación exclusiva para el Ayuntamiento de Majadahonda, del que provenían sus únicos ingresos, y que su sueldo le permitió comprar 'en efectivo' varios coches de lujo, entre ellos un Maserati y un Jaguar. Uno de estos vehículos está a nombre de su padre a pesar de que éste no tiene carné de conducir tañ y como reconoció él mismo.

El imputado tampoco recordó por qué su jefa de gabinete, Carmen Rodríguez Quijano, exmujer del presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, le pagó varios trajes a medida en una boutique de la calle Serrano de Madrid, tal y como consta en los justificantes del establecimiento que obran en la causa. Aunque reconoció que tuvo 'relaciones' con la joyería Suárez de Madrid, dijo no saber lo que supuestamente compró en ella. En concreto, un informe policial de 2011 revelaba que Ortega gastó más de 1,2 millones de euros en la adquisición de relojes de firmas suizas de lujo a cargo de la 'caja B' de la red corrupta.

Ortega, que explicó que no tiene recibos de todas estas compras porque se cambió cuatro veces de piso desde que se produjeron las primeras detenciones, tampoco recordó si la constructora Pryconsa, cuyas actividades se investigan en este mismo procedimiento, le regaló un piso que luego éste se lo vendió a la exmujer de Correa.