España

Las familias de los acusados de Alsasua: "Sentimos vértigo y mucho miedo"

España

ESPAÑA

Las familias de los acusados de Alsasua: "Sentimos vértigo y mucho miedo"

La portavoz ha denunciado "el interés que hay por parte de la Fiscalía de enmarcar esto en un hecho de terrorismo"

La portavoz de las familias de los ocho acusados de agredir en 2016 a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra), Isabel Pozueta, ha dicho tras oír las peticiones de cárcel por terrorismo formuladas este jueves en el juicio por el fiscal que sienten "vértigo y miedo, mucho miedo".

"Aquí se ha hablado hoy de miedo. Realmente las familias estamos diciendo que desde hace año y medio estamos sintiendo muchísimo miedo porque no teníamos que estar en un tribunal excepcional como es la Audiencia Nacional y porque las consecuencias de las peticiones fiscales son altísimas", ha comentado.

Y ha apostillado: "Tenemos muchísimo miedo por las vidas de nuestros hijos e hijas y lo que sentimos es vértigo y miedo, mucho miedo".

"En este vídeo se ve que era un ambiente festivo, que el sargento tiene una camisa blanca que está impoluta, lo que contradice las declaraciones hechas por él"

Isabel Pozueta ha denunciado "el interés que hay por parte de la Fiscalía de enmarcar esto en un hecho de terrorismo" y que "más que basarse en los hechos de una trifulca de bar se han referido a una historia sobre de dónde procede el Alde Hemendik (Fuera de aquí)", un movimiento para expulsar del País Vasco y Navarra a las Fuerzas de Seguridad del Estado.

A juicio de Pozueta, "han querido justificarlo con hechos políticos que no tienen nada que ver con nuestro caso y hay un interés concreto en volver a plantear el `todo es ETA`".

"Con respecto a las pruebas, ayer presentamos el vídeo grabado por Iñaki Abad -uno de los acusados- que es muy importante porque muestra la realidad que estamos continuamente queriendo expresar", ha recalcado.

Ha indicado que "en este vídeo se ve que era un ambiente festivo, que el sargento tiene una camisa blanca que está impoluta, lo que contradice las declaraciones hechas por él y muestra que ni había un ambiente hostil, ni nadie está insultando ni diciendo Alde Hemendik al sargento".

"Estamos viendo una intencionalidad en llevarnos a una situación de vivencia de terrorismo que no tiene que ver nada con nosotros e incluso se está cuestionando aspectos de la ideología y de la participación política y social de imputados y personas del entorno que nada tiene que ver con una pelea de bar y con lo que ocurrió", ha insistido.