España

El rey Juan Carlos comienza a salir de los callejeros españoles

España

El rey Juan Carlos comienza a salir de los callejeros españoles

Gijón, Vitoria y Pinto (Madrid) son los municipios que ya han dado el paso de revisar el listado de calles tras la polémica de las últimas semanas.

La polémica por los presuntos negocios ocultos de Juan Carlos I y su marcha de España han generado como efecto colateral el que algunos municipios hayan retirado el nombre del rey emérito de su callejero y de algunos símbolos, mientras que en otros se han hecho peticiones para tomar medidas similares.

Frente a la corriente desatada en algunos consistorios, gobernados por partidos de izquierda o nacionalistas, otros han optado por frenar cualquier intento de borrar la huella del anterior jefe del Estado por respeto a su presunción de inocencia.

Gijón, Vitoria y Pinto (Madrid) son los municipios que ya han dado el paso de revisar el listado de calles tras la polémica de las últimas semanas.

En la localidad asturiana, el equipo de gobierno de PSOE e IU ha justificado la supresión del nombre de la avenida Juan Carlos I en que "ya no representa los valores institucionales, morales y democráticos de la sociedad".

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV), que cuenta con el apoyo del PSE, ha ejecutado el cambio de denominación debido al "cuestionamiento de la ejemplaridad" del padre de Felipe VI y ha pasado a ser la calle 8 de Marzo en homenaje a las mujeres.

En Pinto, Juan Carlos I daba nombre al parque público más grande del municipio, que fue inaugurado por él mismo en 1988, y ahora serán los vecinos en una consulta los que rebauticen el recinto, donde también se va a retirar la escultura del rey emérito.

Como homenaje a los sanitarios que han combatido al coronavirus, el alcalde de Cádiz, el anticapitalista José María González "Kichi", ha anunciado que la avenida Juan Carlos I será la de la Sanidad Pública.

La iniciativa es idéntica a la auspiciada en Rivas Vaciamadrid (Madrid) por su alcalde, Pedro del Cura, de IU, quien alega además que el cambio no causará molestias a ningún vecino porque es una calle sin viviendas, ni locales.

En España, la denominación del anterior jefe del Estado está en al menos 637 vías públicas, entre calles, plazas o avenidas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) remitidos por el Gobierno al senador de Compromís Carles Mulet.

En la provincia donde hay más es en Badajoz, con 50 lugares, aunque solo en la capital Podemos promueve renombrar la avenida Juan Carlos I por la calle Mayor, pero sin visos de prosperar al gobernar el PP.

En Zaragoza, feudo también de los populares, la CHA y Zaragoza en Cómun (ZeC) comparten el "bochorno" causado por el rey emérito y quieren, respectivamente, que la avenida Juan Carlos I se nomine Juan V de Lanuza -decapitado por orden de Felipe II por defender los fueros de Aragón- y de la Democracia.

Frente a los que quieren borrar el rastro de don Juan Carlos, otros consistorios se han opuesto al agravio amparándose en su presunción de inocencia.

En Madrid, la coalición de PP y Cs ha dejado claro que ante los estragos de la pandemia, la prioridad no puede ser alterar el callejero, sino preocuparse de quienes pueden perder su trabajo.

"Algunos se dedican a lo único que saben hacer, que es cambiar nombres y sacar pancartas", ha censurado al vicealcaldesa, Begoña Villacís.

Postura compartida con el alcalde socialista de Valladolid, Óscar Puente, que ha zanjado el debate arguyendo que es "algo que no está siquiera entre las cien preocupaciones" del ayuntamiento.

Podemos es el partido más activo a la hora de pedir que se borren los honores a don Juan Carlos, aunque algunos ayuntamientos han dado al traste con su empeño, como Santander y Cuenca.

En Elche (Alicante) el PSOE se ha desmarcado de su socio de gobierno, Compromís, y ha rechazado que la avenida Juan Carlos I pase a ser la de Asunción Ibarra, dueña de la finca donde se halló el busto íbero de la Dama de Elche, al igual que en Santiago de Compostela, donde el BNG aduce que ese nombre "ensucia" el mapa de la ciudad.

Además del callejero, otros ayuntamientos e instituciones han adoptado medidas para retirar a don Juan Carlos otros símbolos.

En el Parlamento de Navarra, no se esperó a su marcha de España y en junio se descolgó su retrato de una de las estancias del edificio con el apoyo de todos los grupos, salvo Navarra Suma (UPN, PP y Cs).

Los socialistas también se han sumado a una iniciativa de EH Bildu en Getxo (Bizkaia) para retirar del salón de actos un busto del rey emérito.

En Móstoles (Madrid), el padre de Felipe VI da nombre a la Universidad Rey Juan Carlos y al hospital universitario, el primero en España que llevó el nombre del rey, y Más Madrid ve conveniente rebautizar ambos.

En Barcelona, donde su alcaldesa, Ada Colau, quitó un busto de Juan Carlos I del salón de plenos en 2015 por dejar de ser jefe de Estado, JxCat quiere ahora despojarle de la medalla de oro de la ciudad al ser un honor que "no corresponde a una ciudad republicana" como la ciudad condal.

Frente a los propósitos revisionistas, el Gobierno prefiere no terciar al considerar que es un asunto que compete a las administraciones locales, como argumentó esta semana la vicepresidenta Carmen Calvo.