España

El papa señala ante Sánchez la importancia de "construir la patria con todos"

España

El papa señala ante Sánchez la importancia de "construir la patria con todos"

El presidente del Gobierno invitó al papa Francisco a visitar España cuando las condiciones lo permitan

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el papa Francisco se reunieron hoy en el Vaticano durante algo más de media hora, según confirmaron fuentes del Palacio de la Moncloa.

Sánchez, que vino acompañado de su esposa, Begoña Gómez, llegó al patio de San Dámaso bajo una ligera lluvia a las 9.11 horas y fue recibido por el regente de la prefectura de la Casa Pontifica, Leonardo Sapienza, quien les acompañó al interior del palacio pontificio.

Según informaron fuentes vaticanas, la reunión privada comenzó con algo de anticipación respeto a la hora oficial (9.30), a las 9.20 y terminó a las 9.55. En total 35 minutos de conversación a solas con el pontífice.

El presidente y su esposa vestían de oscuro como manda el protocolo vaticano y las mujeres de la delegación no llevaban tocado en la cabeza.

La delegación española también estaba compuesta por la embajadora ante la Santa Sede, Carmen de la Peña y miembros del equipo de Presidencia del Gobierno español.

El papa subrayó ante el presidente del Gobierno la importancia que tiene para un "construir la patria con todos" y recalcó la "difícil misión" que tiene la actividad política de hacer progresar el país".

En una intervención de varios minutos ante la delegación española presidida por el jefe del Ejecutivo -inusual en este tipo de visitas-, el pontífice dijo que la labor de un gobernante tiene tres canales: "hacer progresar el país, consolidar la nación y construir la patria".

"Construir la patria con todos", recalcó Francisco, quien subrayó a Sánchez su "gran respeto por la vocación política". "Es bastante trabajo, no es fácil, transmítalo a lo miembros e su Parlamento, lo que piensa el papa de esto".

Tras la audiencia con el papa, Pedro Sánchez se entrevistó con el Secretario de Relaciones con los Estados, Arzobispo Paul Gallagher en la Sala de los Tratados, pues el Secretario de Estado, Pietro Parolin, tenía un compromiso desde hace tiempo, según indicaron fuentes vaticanas.