España

PSOE y PP, enrocados por la renovación el CGPJ

España

PSOE y PP, enrocados por la renovación el CGPJ

l presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes (i), interviene en presencia del rey Felipe VI, al inicio del acto de inauguración del año judicial. //EFE
photo_camera El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes (i), interviene en presencia del rey Felipe VI, al inicio del acto de inauguración del año judicial. //EFE
El PP defiende que ningún político sea vocal del CGPJ y dice que las "peleas internas" entre PSOE y UP han hecho "descarrilar" el acuerdo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este viernes al PP que "recapacite" en su actitud de mantener "vetos" para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y ha afirmado que su bloqueo "no se entiende" después de haber logrado un pacto en RTVE.

En rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa, Sánchez ha apuntado que "hace falta más coraje el acuerdo que para el enfrentamiento" y ha considerado que si es "imprescindible" el acuerdo para el CGPJ, lo es más en un momento en que la sociedad está "exhausta" por los estragos causados por la pandemia.

El jefe del Ejecutivo apuesta así no solo por renovar el órgano de gobierno de los jueces, sino también los demás órganos constitucionales y ha hecho hincapié en que el Gobierno ha sido "flexible", ha planteado "alternativas" y ha demostrado que es posible el consenso al renunciar a planteamientos iniciales, como ha sucedido con el Consejo de Administración de RTVE. 

La respuesta del PP

El líder del PP, Pablo Casado, ha explicado este viernes al comité de dirección de su partido las razones por las que deben quedar fuera del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la juez Victoria Rosell, exdiputada de Podemos y actual delegada del Gobierno para la Violencia de Género, y el magistrado José Ricardo de Prada, juez de la sentencia de Gürtel. A su entender, las "peleas internas" entre PSOE y Unidas Podemos han hecho "descarrilar" el acuerdo.

El primer partido de la oposición sostiene que la renovación se debe producir para "fortalecer las instituciones y no para debilitarlas". "El PP no acepta la propuesta del PSOE de permitir puertas giratorias entre política y justicia", han señalado fuentes de la formación, que defiende que ningún político sea vocal del órgano de gobierno de los jueces.

Casado ha convocado a su núcleo duro un día apenas unas horas después de que Gobierno y PP anunciasen que existen "escollos" para cerrar un acuerdo de renovación del CGPJ, que lleva caducado más de dos años, y del resto de órganos constitucionales pendientes.

Ambas partes llevan días intensos de reuniones --los últimos contactos hasta última hora de este jueves-- para intentar alcanzar un acuerdo para la renovación del CGPJ, el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas y la Agencia Española de Protección de Datos.

Sin embargo, en la medianoche de este jueves el Gobierno y el PP coincidieron en trasladar a los medios de comunicación que "existen escollos" en la negociación que han impedido cerrar ese pacto. Desde `Génova` consideran que "la pelota está en el tejado" de Ferraz tras estas "diferencias importantes" para cerrar la lista de nombres y dejan claro que mantendrán "la coherencia en las condiciones planteadas".

REFORZAR LA INDEPENDENCIA DEL PODER JUDICIAL

Casado ha querido explicar este viernes de primera mano a su comité de dirección el estado de las negociaciones con el PSOE, que en esta recta final ha capitaneado el `número dos` del PP, Teodoro García Egea, en contacto con el secretario general de Presidencia, Félix Bolaños. Los meses anteriores la interlocución la llevaron sobre todo el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y el secretario de Justicia del PP, Enrique López.

Según fuentes `populares`, el PP quiere sentar las bases con el PSOE para "reforzar la independencia del Poder Judicial como una cuestión de principios, como lleva manteniendo desde hace dos años para que en la próxima renovación de CGPJ los jueces elijan a los jueces".

Y ha dejado claro que "no acepta la propuesta del PSOE de permitir puertas giratorias entre política y justicia". Así, ha señalado que el PP "no acepta" que la actual delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, que es "un cargo político del Ejecutivo, ocupe un puesto como vocal por varias razones", siendo la principal que hay que "acabar con las puertas giratorias entre la política y la justicia", según el PP.

"CUANDO SE ACLAREN EN SUS PELEAS INTERNAS, QUE NOS LLAMEN"

Según el primer partido de la oposición, la renovación de este CGPJ "debe cumplir el requisito de la despolitización", y "ningún político puede ser vocal del CGPJ como ha ocurrido hasta ahora".

Además, Casado ha confirmado al comité de dirección que tampoco aceptan que el juez De Prada sea vocal del Consejo porque "sería un fraude de ley", dado que, a su entender, ni ha sido elegido por sus compañeros dentro del turno judicial ni ha recogido avales para ello.

Los `populares` consideran que un juez que "no ha sido avalado y elegido por sus compañeros no puede acceder al CGPJ por la puerta de atrás por el turno de juristas". Así lo ha subrayado Enrique López, que cree que el nombramiento de Prada supone "una clara ilegalidad" y "va en contra el espíritu constitucional".

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha respondido a Rosell, tras critica el veto que le pone el PP. "Señora Rosell: salga, por favor, de la puerta giratoria. Se tiene usted en muy alta estima", ha asegurado en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

Fuentes del PP han subrayado a Europa Press que han sido las "peleas" entre los socios de Gobierno lo que ha hecho "descarrillar" las negociaciones para renovar el Consejo. Según han añadido, cuando Pedro Sánchez y Pablo Iglesias "se aclaren", que llamen al PP. "Sánchez no puede pretender reforzar su coalición con Podemos a costa de sacrificar la justicia española", ha afirmado el PP.
 

Te puede interesar