España

Santiago Abascal acusa a Pablo Iglesias de "desear una guerra civil"

España

Santiago Abascal acusa a Pablo Iglesias de "desear una guerra civil"

Abascal ha respondido así en el pleno del Congreso que debate la sexta y última prórroga del estado de alarma a las acusaciones de Iglesias de que Vox desea un golpe de Estado

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha afirmado este miércoles que el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, "desea una guerra civil" y ha advertido de que "en su vanidad y en su fanatismo es capaz de provocar cualquier drama en España".

Abascal ha respondido así en el pleno del Congreso que debate la sexta y última prórroga del estado de alarma a las acusaciones de Iglesias de que Vox desea un golpe de Estado, pero no se atreve a darlo.

Unas acusaciones "gravísimas" de "golpismo" que el presidente de Vox ha atribuido a la intención del vicepresidente segundo del Gobierno de desviar la atención de sus responsabilidades "criminales".

"Creo que el señor Iglesias desea una guerra civil, pero yo no voy a decir que no se atreve, porque creo que en su vanidad y en su fanatismo es capaz de provocar cualquier drama", ha denunciado.

Por eso ha pedido "de manera solemne" a los ciudadanos que no caigan en las provocaciones "guerracivilistas" de Iglesias, elijan el camino de la concordia y se protejan del odio que, en su opinión, promueven Pedro Sánchez e Iglesias.

Abascal ha acusado además al también líder de Podemos de dedicarse "al blanqueo" de las bandas terroristas y le ha dicho que él y sus diputados van al Congreso "disfrazados de descamisados" pero "de la mano de los poderosos".

Le ha dicho a Iglesias que él ha llamado "terrorista" al presidente de Mercadona, Juan Roig, al expresidente Felipe González, o al propietario de Inditex, Amancio Ortega, y después se rasga las vestiduras cuando la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, le recuerda lo que él mismo dijo de su padre.

"Usted y solo usted acusó a su padre de formar parte de una agrupación terrorista", ha dicho y ha añadido que es Iglesias quien debe pedir perdón a su padre y a "las alumnas a las que quizás quería impresionar, porque tenemos un vicepresidente que es un fanfarrón de poca monta".

Abascal se ha defendido de quienes acusan a Vox de ser el causante de la crispación política y ha recalcado que es el Gobierno el que ha hecho "llamamientos al odio, a la violencia, a los escraches y a la eliminación del adversario político" con insultos como "inmundicia" y "parásitos".

"Insultos y más insultos, mentiras y más mentiras", ha denunciado el líder de Vox, que ha insistido en calificar de "sectario, extremista y guerracivilista" el Gobierno de Sánchez e Iglesias y ha criticado que se vanaglorie de que España haya sufrido el mayor confinamiento del mundo cuando, a la vez, está a la cabeza del número de muertos por habitantes.

Y, por eso, ha dicho que exclamar "¡Viva el 8 de marzo!" como ha hecho Sánchez durante el plen, "es tanto como gritar: ¡viva la enfermedad y viva la muerte!".

Ha criticado además que haya pactado "una vez más con los enemigos de España", porque a Bildu, el PNV y ERC lo único que les importa es que España se hunda y han aprovechado la pandemia para su propósito de división de la unidad nacional.

"Nos reprocha que usemos la bandera de España, pero bastaría con que exija a sus cómplices de investidura que no la quemen", le ha instado a Sánchez que, en su opinión, debería animar a todos los partidos a enarbolar la enseña nacional "sin ningún tipo de problema".

Abascal ha acusado además al Gobierno de comportarse como una "mafia" que chantajea a la oposición con una renta mínima que "no es más que una condena" para que los ciudadanos se resignen como en los gobiernos bolivarianos.

"No son un gobierno, son solo la sucursal de unos progres multimillonarios y unos narcodictadores comunistas", ha afirmado y ha insistido en el "brutal efecto llamada" a la inmigración ilegal que, a su entender, está causando la aprobación de la nueva prestación estatal.