Euro

Cada español consume al año una media de 90 kilos de fruta

Euro

ECONOMÍA

Cada español consume al año una media de 90 kilos de fruta

La naranja y el plátano son las piezas frescas preferidas, con una media de 17 kilos por persona

Las naranjas fueron la fruta fresca más consumida por los españoles durante el pasado año 2018 con una ingesta media de 17,04 kilogramos por persona, cantidad que se redujo en torno a un 2,1% con respecto a 2017. Así lo recoge el informe alimentario de España en 2018, que acaba de hacerse público.

La siguiente fruta fresca más consumida por los españoles, según la misma fuente, fueron los plátanos, con una ingesta aproximada de 11,75 kilogramos, auméntandose de esa forma su consumo respecto a 2017 en aproximadamente un 0,4%. Otras frutas frescas que incrementan su consumo son el melón, los limones o las uvas.

Precisamente, la sandía se incrementó en 7,82 kilogramos y el melón en 7,62, contando así con un importante consumo per cápita. Estas cifras suponen un incremento del 5,9% respecto al año 2017 en el caso del melón, que se traduce en un aumento de 0,43 kilos por persona al año; y una reducción del 7% en las sandías, es decir, 0,58 kilos menos.

El precio medio de la fruta fresca a cierre del año 2018 se situó en 1,54 euros el kilo, lo que significa que aumenta en un 5,8% respecto al 2017. El canal de compra que más incrementó el precio de compra fue el e-commerce (13,4%), siendo además el canal que se desmarca con el precio medio más alto del mercado, situado en 1,66 euros el kilo. Las tiendas de descuento representan el canal con el precio medio más accesible de la categoría, con 1,37 euros el kilo. El mayor consumo per cápita de fruta fresca en 2018 lo realizaron las personas retiradas, con una ingesta de 174,21 kilos por persona y año, siendo un 93% superior a la media, que se sitúa en los 90,49 kilos por persona y año.

El informe también hace distinciones por grupos de edades y situación. De esta forma, el grupo de jóvenes independientes, las parejas adultas sin hijos y los adultos independientes también están por encima de la media de consumo. Por el contrario, las parejas con hijos pequeños son las que menor consumo per cápita de fruta fresca hicieron, con una ingesta menor a la media y una proporción del 49%. El consumo per cápita más alto por clase socioeconómica se concentró en la clase alta y media alta, con una ingesta que alcanzó los 105,52 kilos por persona y año, una cifra que supera la media en 15,03 kilos de más consumidos por persona. 


Galicia, entre las comunidades con un mayor nivel de ingesta frutícola


El Informe Alimentario de España, que elabora el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, recoge varios apartados en los que se demuestra que al consumo de frutas es un elemento importante en la centra de la compra. Y lo es, por norma general, en todas las comunidades autónomas.

En este sentido hace una alusión a que las áreas en las que más frutas frescas se consumen son Galicia, País Vasco y Castilla y León, pues adquieren más volumen que el que cabría esperar según su peso poblacional. Por la parte contraria, entre las comunidades en las que se produce una menor compra y un menor consumo son La Rioja, Comunidad Valenciana y Andalucía.