Euro

Las criptomonedas pierden su brillo

Euro

Análisis

Las criptomonedas pierden su brillo

Las cotizaciones de las criptodivisas siguen en caída libre y las investigaciones abiertas recientemente en Estados Unidos y Japón sobre las plataformas de negociación de estas divisas no ha hecho más que agravar las expectativas bajistas

Todo parece indicar que las criptomonedas dejan atrás el esplendor que prometían hasta hace bien poco. Las amenazas regulatorias se extienden a nivel mundial y sobre todo en Asía, donde India, China y Corea del Sur ya aplican restricciones sobre el uso del bitcoin y el resto de criptodivisas.

Si a ello unimos la creciente ola de advertencias sobre el efecto ilusorio que puede tener su cotización, se explica el hundimiento del bitcoin hasta los 8.000 dólares. 

Tras el rally de 2017 que incrementó en un 1.300% la cotización del bitcoin, la evolución en 2018 ha sido adversa hasta el punto de perder aproximadamente el 40% de su cotización, el 60% si tomamos el valor récord alcanzado a mediados de diciembre pasado. 

Si bien en un principio otras criptomonedas aprovecharon el desplome inicial del bitcoin con el cambio de año para acelerar su avance, al poco tiempo su tendencia se volvió también bajista acumulando grandes pérdidas, como es el caso del ethereum o el ripple.

Las cotizaciones de las criptodivisas siguen en caída libre y las investigaciones abiertas recientemente en Estados Unidos y Japón sobre las plataformas de negociación de estas divisas no ha hecho más que agravar las expectativas bajistas.

También les ha afectado negativamente la reciente prohibición de Facebook de publicar anuncios asociados con bitcoin y otras criptomonedas, al vincular estos a prácticas promocionales engañosas.  

Las advertencias sobre la burbuja de las criptomonedas ya vienen de lejos, pero prácticamente todas las agencias habían avisado en los últimos meses del carácter especulativo con previsiones de una fuerte corrección. Todo parece indicar que esta ha comenzado y puede acabar en poco tiempo con el brillo virtual de este dinero.