Euro

La imparable ascensión del capital chino como inversor lider en Galicia

Euro

CREANDO MARCA

La imparable ascensión del capital chino como inversor lider en Galicia

De  materializarse las últimas operaciones corporativas en marcha en Galicia, reconocidas por el protagonismo de Citic Group, el capital chino inyectado en los principales sectores productivos habrá alcanzado los 500 millones de euros en los últimos cuatro años, lo que convierte al país asiatico en el inversor líder en Galicia. 

Si los inversores chinos descubrieron primero Portugal, donde en la última década se dejaron 6.150 millones en compras de todo tipo, las últimas noticias sobre movimientos corporativos de capitales chinos  en Galicia hacen razonable afirmar que Galicia está ahora en el objetivo y que, pese a que la prioridad de cualquier empresa inversora sea siempre el incremento de su cifra de facturación y de los beneficios derivados de la expansión de su actividad en mercados menos saturados o más dinámicos, es en el lugar de destino donde se recogen los beneficios del impacto derivado de los flujos. No obstante, un reciente estudio del ingeniero y economista Xoan López Facal  sobre  la perspectiva internacional de Galicia, muestra ejemplos paradigmáticos de la repercusión de esa afluencia de capital foráneo en Galicia.  

Por un lado a través de Citröen, cuya localización gallega  ha comportado un efecto de arrastre con efectos a largo plazo. La plataforma industrial desarrollada en torno a PSA Citröen en la comarca viguesa se ha convertido en apenas cincuenta años en una constelación de empresas auxiliares competitivas agrupadas en un Cluster de Empresas de Automoción potenciadas por: una plataforma de I+D y el Centro Tecnolóxico de Automoción de Galicia, cuya contribución en términos de tecnología, facturación y  empleo (con más de 18.000 puestos trabajo directos) supone una prueba patente del éxito alcanzado con brillantes resultados también en términos de actividad comercial exterior. Y en el lado opuesto Alcoa, que con la compra de Alúmina Aluminio al INI, ha supuesto un  severo impacto ecológico en la costa lucense donde su actividad está  condicionada por la tarifa energética y exigencias medioambientales. La multinacional norteamericana no deja de proclamar sin reservas, según el autor, que ésta es la única lealtad que constituye su factor de localización primordial, donde la energía supone el 40% de sus costes de producción y para la que la  administración se ha mostrado siempre comprensiva con las  exigencias colmadas a la firma, hasta el momento, de instalaciones complementarias como las del ramal de gaseoduto que une Reganosa con San Cibrao desde enero  de 2015 y que ha supuesto a mayores  un ahorro de un  25% en los costes de  producción y de un 30% en emisiones de gases de efecto invernadero. 

Pese a que somos no obstante un pequeño micropunto en el enorme universo de los inversores foráneos,  los capitales corporativos originarios de China comienzan a ver a Galicia con buenos ojos.  Y obviando, recuerden, aquella apuesta empresarial que puso en marcha el Shopping Center Lugo (la superficie comercial china más grande de Galicia con 11.000 metros cuadrados de los cuales 8.000 estaban destinados exclusivamente a tienda a cargo de una sociedad constituida para la creación del centro comercial), las operaciones concretadas hasta la fecha han sido, aunque no demasiadas,  sí de gran envergadura. La primera, la implantación   del capital de Citic Group China International Trust que opera satisfactoriamente en Porriño a través desde una factoría local cargada de historia como es Gándara Censa, que en la actualidad mantiene un cuadro de personal de 200 trabajadores dedicados a la  elaboración de grandes instalaciones destinadas a la exportación a explotaciones mineras, que con una inversión inicial de 54 millones de euros puede que la haya duplicado ya en operaciones de ampliación y acondicionamiento.  

En el sector de la construcción naval privada de la ría de Vigo, con la entrada de capital privado chino angoleño por 78 millones en el grupo Rodman Polyships. O la última gran adquisición a comienzos de año de la histórica conservera viguesa Albo por la compañía china Shangai Kaichuang por un importe de 69 millones de euros. Y de materializarse las últimas operaciones en marcha conocidas, esto es, la compra del 51% que Pemex tiene en Barreras  y del Real Club Celta de Vigo nuevamente por  Citic Group China International Trust en una operación de 150 milllones de euros, el capital chino inyectado en los principales sectores productivos de la economía gallega habrá alcanzado los 500 millones de euros en los últimos cuatro años, lo que convierte al país asiatico en el inversor lider en Galicia. Los expertos sostienen que este fenómeno no queda aquí, sino que proseguirá en los próximos años. Otro estudio sobre Inversión china en Europa 2015-2016 de ESADE, da cuenta de unas 15.300 empresas que han llevado a cabo inversiones en el exterior y que totalizan un stock de 776.500 millones de euros. Y en España, pese a que reciente, está creciendo a gran velocidad. Según los datos recogidos por el Observatorio ESADE China-Europe, actualmente hay alrededor de 75 empresas operando que han llevado a cabo la apertura de oficinas en banca minorista, ampliaciones de puertos marítimos, compra de inmuebles, patrocinios de equipos de fútbol, adquisiciones de empresas manufactureras para ampliar su capacidad productiva, inversiones en empresas agroalimentarias o la creación de joint ventures para la colaboración estratégica entre empresas tecnológicas en una tendencia irreversible con enormes efectos de escala positivos y sinergias complementarias derivadas de la diversificación de tecnologías e instrumentos de financiación e información, necesarios para trabajar eficientemente en red.