La Región

Euro

TENDENCIAS

La importancia del sector cárnico en el tejido productivo

El sector cárnico representa más de 22% de la cifra de negocio de la industria alimentariay una cuarta parte de la ocupación

La importancia del sector cárnico en el tejido productivo

El consumo doméstico de carnes y elaborados cárnicos continua a ser el más importante de la cesta de la compra en España, llegando a representar más de una quinta parte del gasto total de los hogares en la cesta de alimentación. El principal canal para la adquisición de este producto, por parte de los hogares, continúa a ser los supermercados y autoservicios. La producción cárnica fue en el año 2017 de más de 5 millones de toneladas en lo que se refiere a especies ganaderas, destacando la producción de ganado porcino al registrar más del 85% de total (4.250 millones de toneladas de carne), habiéndose convertido nuestro país en el cuarto productor a nivel mundial. En el apartado referido a Otras Carnes destaca la rúbrica correspondiente a las Aves que sumaron poco más de 1.500 millones de toneladas de carne en el año 2017.

En cuanto a la exportación de productos cárnicos, estos presentan una tasa de cobertura extremadamente favorable al registrar un porcentaje superior al 362%, después de obtener en el año 2017 un superávit comercial de más de 4.550 millones de €. En volumen, la industria cárnica española exportó más de 2,1 millones de toneladas en el último año convirtiéndose, en este momento, en el tercer exportador mundial de ganado porcino. Los tres principales destinos de nuestras exportaciones de carne se han dirigido a países europeos, concretamente a Francia, Portugal e Italia, contabilizando expediciones por valor de 1.170, 730 y 518 millones de € respectivamente. Los siguientes destinos de nuestra producción cárnica, en importancia, se localizan en el lejano Oriente, concretamente China y Japón con casi 512 y 439 millones de € respectivamente.

Las exportaciones intracomunitarias siguen mostrando a nivel nacional una dominancia clara a pesar de la favorable proyección que han experimentado los envíos a los países asiáticos. Destacar que los productos que se exportan se caracterizan cada vez más por el mayor valor añadido que incorporan y la mayor competitividad que presentan en el mercado internacional. La carne de porcino enviada al exterior sumó más de 1,5 millones de toneladas en el año 2017, cerca de tres cuartas partes del total, mientras que los despojos comestibles representaron más de una sexta parte del volumen de carne exportado al exterior (casi 370 mil toneladas). 

En relación a la evolución de los precios en el sector, comentar que en el último año se produjo una tendencia al alza de las cotizaciones en los productos cárnicos, destacando las referentes al porcino. Concretamente el precio referido al cerdo vivo llegó a alcanzar en Mercolleida (mercado de referencia en España para el ganado porcino) un valor de 1,435€/kg a lo largo del año 2017, uno de los precios más altos de cotización registrados en los últimos 10 años, aunque a finales del pasado año este precio descendió hasta prácticamente 1€/kg.

Las exportaciones gallegas de productos agroalimentarios sumaron en el año 2017 más de 2.842 millones de €, registrando un incremento del 9% con respecto al año anterior. Esta evolución contrasta con el descenso que experimentaron las expediciones de la industria agroalimentaria en Ourense que pasaron de casi 144 millones de € en el año 2016 a menos de 132 millones de € en el 2017, representando tan solo un 4,6% de las exportaciones totales de Galicia. En relación a la rúbrica referida a productos cárnicos, la provincia de Ourense exportó en el año 2017 casi 28 millones de €, menos de un 3,5% de las exportaciones totales de la provincia y menos de una sexta parte de las exportaciones correspondiente a esta rúbrica en Galicia.

Aunque Ourense presenta un saldo comercial muy favorable con el exterior en relación a los productos cárnicos, más de 26 millones de € en el año 2017, este valor apenas representa un 0,5% del saldo que contabilizó el conjunto de España en ese mismo año. Teniendo en cuenta que el sector cárnico es extremadamente relevante para el tejido productivo en nuestra provincia se antoja muy necesario que el entramado de empresas de dicho sector incorpore en sus estrategias empresariales unos planes de internacionalización lo suficientemente ambiciosos como para conseguir incrementar sus ventas internacionales y poder desarrollar un modelo de negocio más sostenido y sostenible en el tiempo.

Para concluir, comentar que más del 95% de los envíos al extranjero llevados a cabo desde la provincia se producen con destino a Europa, expediciones entre las que destacan los más de 17 millones de € a Portugal, los 4 millones a Italia y los 3 al Reino Unido, lo que denota una preocupante falta de diversificación geográfica en lo que respecta a los envíos al exterior.