La Región

Euro

ECONOMÍA

La nueva ley hipotecaria trae ahorros de hasta 1.000 euros

Este lunes 17 de junio será el primer día hábil de la normativa, que traspone una diretiva comunitaria

Escaparate de una entidad financiera en la ciudad.
Escaparate de una entidad financiera en la ciudad.
La nueva ley hipotecaria trae ahorros de hasta 1.000 euros

Este lunes, 17 de junio, será el primer día hábil que estará en vigor la nueva ley hipotecaria que, entre otros aspectos, obliga a las entidades a asumir los gastos de notaría, gestoría y registro, lo que permitirá a los clientes ahorrar una media de entre 500 y 1.000 euros. El pasado febrero se aprobó en el Congreso de los Diputados la Ley Reguladora de los Contratos del Crédito Inmobiliario, más conocida como ley hipotecaria, que entró en vigor ayer domingo. La norma es el resultado de la transposición de una directiva comunitaria que va con casi tres años de retraso, por lo que la Comisión Europea amenazó a España con una multa de más de 100.000 euros diarios.

Para el portavoz de la patronal de la banca española, la AEB, José Luis Martínez Campuzano, las entidades españolas "están preparadas" para afrontar los cambios y mantener al mismo tiempo su capacidad de conceder préstamos y la calidad del servicio al cliente.

Entre las novedades más destacadas, el texto establece que desde ahora serán los bancos y no los clientes los que tendrán que hacerse cargo del pago de las primeras copias del notario, los gastos del registro y los de la gestoría. El cliente, por su parte, abonará las segundas copias del notario y los gastos de tasación. Estos cambios, según calcula el portal iahorro.com, supondrán para el cliente un ahorro medio de entre 500 y 1.000 euros.


Desahucios


Otra novedad es que el banco solo podrá comenzar el procedimiento de desahucio si hay doce cuotas impagadas o el 3 % del capital de la hipoteca en la primera mitad de la vida del préstamo, o bien 15 cuotas o el 7 % en la segunda mitad del mismo.

Según Martínez Campuzano, "la nueva ley es mucho más exigente que la norma europea que busca trasponer", ya que, entre otras cosas, limita la compensación derivada del derecho de los clientes a amortizar anticipadamente el crédito, lo que "puede tener un coste elevado para los bancos y podría afectar a la disponibilidad de crédito a tipo de interés fijo en el futuro".

Pese a esta nueva legislación, la asociación de consumidores Adicae achaca a la banca subidas en los diferenciales que aplica a los préstamos hipotecarios, coincidiendo con su entrada en vigor, alzas que oscilan entre el 10 y el 36 %. Conocedoras del contenido de la nueva norma, las entidades financieras emprendieron en noviembre de 2018 subidas generalizadas de los diferenciales que aplican a los préstamos hipotecarios, en un contexto de tipos de interés negativos, advierte Adicae. Con ello, los bancos "parecen haber anticipado sus políticas de precios antes de la entrada en vigor de la nueva legislación hipotecaria", señala la asociación.

Adicae recuerda que "un diferencial del 1 % o el 1,5 % es una barbaridad, antes de la crisis no pasaban del 0,5 %". Asimismo, asegura que la ley "favorece con descaro la contratación de las hipotecas a tipo fijo, algo que ya el propio mercado viene haciendo en los últimos meses hasta aglutinar el 40 % de todas las contrataciones".