Nuevas monedas invaden el mercado financiero para cambiar todos los usos

Aquellas épocas de visitar el banco en traje y de desear el regalo del “boli” institucional han pasado. Ahora nuestra relación principal con la banca es vía teléfono, cajero, web y cada vez más el móvil.

Nuevas monedas invaden el mercado financiero para cambiar todos los usos

El mercado financiero, hasta las fechas recientes, parecía permanecer  inmune a los cambios radicales provocados por las transacciones comerciales como consecuencia de la llegada de las herramientas TIC. Pero los cambios han llegado. Estas modificaciones han provocado que nuestra forma de comprar cualquier cosa se haya modificado de forma definitiva. En este caso está provocando una revolución en la forma de pago y de relacionarnos con nuestros bancos. 

Aquellas épocas de visitar el banco en traje y de desear el regalo del “boli” institucional han pasado. Ahora nuestra relación principal con la banca es vía teléfono, cajero, web y cada vez más el móvil.  El elemento, para muchos, ya completamente necesario en sus vidas  también se ha convertido en la herramienta de pago. El móvil es el sustituto de cada vez más elementos (relojes, despertadores, teléfonos de casa, medios para escuchar música, etc). Ya  se ha convertido en el sustituto perfecto de las tarjetas de pago. En Asia ya es normal pagar cualquier compra, por pequeña que sea, con una app del móvil. 

Son herramientas que agilizan los pagos  y por lo tanto reducen el tiempo de espera en las colas y facilitan cualquier operación en cualquier momento. El dinero en metálico tiende a desaparecer, algo de interés para las haciendas públicas y que reduce las exigencias de infraestructuras a la banca, pero a la vez les pone en riesgo ante las nuevas y grandes tecnológicas. Amazon,Apple, Google, cuentan con capacidad para crear bancos mundiales con facilidad al disponer de grandes cantidades de dinero,de acceso a los clientes y por supuesto de la tecnología y la capacidad técnica para prestarles el servicio con lo cual su llegada es inminente. Ante tal situación la banca española se está preparando, los líderes del mercado BBVA y Santander apuestan por fuertes inversiones en la materia y cada vez ofertan más soluciones tecnológicas a sus clientes. Pero las “tecnofinancieras” mandan y cada vez más este perfil de empresas, que ofertan soluciones tecnológicas a necesidades cada vez más complejas de los servicios financieros ganan terreno en el mercado, tanto por las necesidades de las nuevas generaciones como por las necesidades de las empresas tecnológicas, cada vez más complejas. Es un cambio que se ha catapultado por la aparición de las criptomonedas. Este tipo de monedas  se define, según los expertos del “diccionario de Oxford, como “una moneda digital que utiliza técnicas de cifrado para estructurar mediante reglas definidas la generación de unidades de moneda y para verificar las transacciones de manera independiente a cualquier banco”. Es decir, es un dinero en el que cada uno puede participar en su elaboración y en todo caso puede cada vez más usarse como medio de pago. El modelo de moneda encriptada está basado en la tecnología de Blockchain, o cadena de bloques, una especie de base de datos pública en la cual quedan registros permanentes y a prueba de manipulaciones de las transacciones realizadas y de las criptomonedas minadas.  Por lo tanto las criptomonedas representan una alternativa completamente transparente y descentralizada de cualquier banco o gobierno para realizar transacciones monetarias. El cambio del mercado financiero y está en camino a su móvil.