La Región

Euro

CREANDO MARCA

Ourense pierde autónomos, mitigando la eficacia del estímulo emprendedor

10.049 euros es el salario medio anual de los autónomos, es decir 751 euros al mes a lo largo del año 2017

Ourense pierde autónomos, mitigando la eficacia del estímulo emprendedor

Los datos estadísticos del IGE muestran una clara realidad, la cifra de autónomos en la provincia marcan una franca tendencia a la disminución. En concreto, las cifras de toda la seria anual, enero-septiembre, nos indican, con algún repunte, que la tendencia es a perder afiliados en dicho régimen.

En concreto, según los datos publicados por el organismos estadístico, la pérdida es de 707 inscritos.

Decir que hasta el mes de junio, la tendencia era a aumentar en las  tasas de afiliación de hasta un 2%, eso sí, la cifra más inferior del conjunto de la comunidad gallega.

La tendencia Ourensana es contraria al conjunto de Galicia, donde, en lo que va de año, la economía ha ganado 224 nuevas altas netas, un 1% más. Por provincias, Pontevedra ha ganado 810 nuevos cotizantes, liderando la tabla estadística, le sigue A Coruña con 387, y después en Lugo y Ourense la tendencia es negativa, (Lugo pierde 264 en el balance del régimen de autónomos). 

Las cifras reflejan de nuevo la división entre costa e interior y el distinto ritmo de la recuperación económica de la comunidad autónoma. Y a la vez muestra como la apuesta por el autoempleo no es la primera opción para muchos gallegos en su desarrollo laboral.

Las cifras de Ourense, 24.194  al cierre de septiembre, indica un valor alejado de los más de 27.000 de épocas anteriores. El liderato en el RETA corresponde A Coruña que ya ha superado la barrera de las 86.000 afiliaciones (86.187), le sigue Pontevedra con 67.162). El tercer lugar es ocupado por Lugo, con 34.726 y en último puesto se sitúa Ourense. Este desglose de cifras nos indica una serie de condiciones  que merecen un análisis particular. 

En primer lugar hay que destacar la clara diferencia entre las dos provincias de interior, con más de 10.000 afiliaciones de diferencia.  La respuesta principal se debe a la diferencia en el peso económico del sector primario de ambas provincias. Mientras Ourense va perdiendo su tejido productivo primario, Lugo lo mantiene siendo un productor de referencia a nivel nacional en leche, vino y otros productos. Los datos indican una mayor puesta por el valor de la industria forestal. Para explicar la evolución de estas cifras, debemos tener en cuenta varios condicionantes. 

El aumento en las posibilidades de encontrar trabajo por cuenta ajena condiciona el mercado por cuenta propia de la provincia. Un mercado laboral en auge favorece el empleo por cuenta ajena y en lo que va de año muestra una clara mejoría, con más de 3.286 nuevas altas en el régimen general. Eso puede provocar en parte de la población un menor interés por emprender. 

El informe del grupo GEM para Galicia, grupo especializado a nivel internacional en la investigación sobre las tendencias en el emprendimiento, nos indica que más del 50% de las altas de emprendedores en la comunidad se provocan por la necesidad de incorporarse al mercado laboral y de generar ingresos al hogar. Más que por motivación de explotar una oportunidad comercial, o por el desarrollo de alguna idea, prototipo o solución identificada en el trascurro de la vida laboral o educativa.


MOTIVACIÓN


Esta motivación por necesidad es un handicap evidente a la hora de afrontar las dificultades inherentes a crear un proyecto empresarial. Al ser la motivación menor, provoca la salida del proyecto, con mayor facilidad al encontrar los primeros problemas de gestión, así lo indican los análisis de dicho grupo investigador.

Otro factor a tener en cuenta en  la caída en la cifra de autónomos viene provocada por la estructura de la pirámide de población. A mayor edad, más jubilaciones, y con menor cantidad de remesas de jóvenes para el lógico proceso de traspaso, este muestra un proceso de desequilibrio en el acto del relevo.  Esa carencia de juventud provocada por la tendencia a la caída demográfica en Ourense, dificulta el relevo generacional necesario para el estímulo empresarial. De otro lado, el efecto de las ayudas públicas, tanto en forma de tarifa plana de pago de la Seguridad Social como los distintos instrumentos financieros puestos al servicio del emprendedor (subvención a fondo perdido, créditos blandos, garantías económicas) que junto con los distintos vehículos de asistencia experta a emprender (aceleradoras, incubadoras, viveros, etc.)  han permitido acercar la creación de empresas a distintos perfiles sociales provocando un efecto multiplicador.  Dicho efecto tiene dos caras de la moneda, ayuda  e incentiva a quien tiene un perfil adecuado profesional y un proyecto competitivo pero a la vez también facilita que perfiles menos preparados técnica y psicológicamente con proyectos comerciales “más débiles” se puedan unir al mundo empresarial. Los resultados de la medida de la creación de empresas beneficiadas por la tarifa plana son concluyentes, el recorrido de las altas en el régimen de autónomo bajo esta modalidad, en la mayor parte de los casos no superan el año. Se debe apostar por ideas y personas.