Euro

Pasando de la teoría a la práctica

Euro

EURO

Pasando de la teoría a la práctica

huertas19_result
photo_camera .

Con mi bolígrafo me enfrento ante un folio en blanco que, ciertamente, parece infinito

Con mi bolígrafo me enfrento ante un folio en blanco que, ciertamente, parece infinito. El reto que hay que superar es lograr hilar unas cuántas ideas útiles que puedan servir de ayuda a futuros emprendedores. Ahora mismo los doce trabajos de Hércules parecen un asunto baladí comparado con escribir mi artículo. Afortunadamente, el papel suele ser generoso y soportar prácticamente todo.

¿Por dónde empezamos? Esta es una de las múltiples preguntas que asaltan a las personas que desean crear su propio proyecto empresarial. También sirve para los que pretendemos escribir un artículo. No se trata de una mera formulación teórica sino de pasar a la acción con carácter inmediato. No deja de ser sorprendente la cantidad de árboles que se han talado para que se elaboren sesudos planes de negocio magistrales,  que plasman ideas, muchas veces, brillantes o no tan brillantes. Podemos encontrar desde un simple análisis DAFO hasta análisis teniendo en cuenta las cinco fuerzas de Porter e incluso océanos azules. Agarrados al tablón flotante de la memoria tengo multitud de manuales teóricos que he leído con detenimiento. La fórmula mágica no la he encontrado en ninguno…

En ocasiones, lamentablemente, estos planes de negocio se quedan en el papel. La realidad acaba por imponerse. Una de las características del emprendedor es que suele ser una persona de acción. Una de las claves del éxito de un proyecto es la capacidad de convertir la estrategia o el modelo de negocio en realidad. Emulando el viejo eslogan de una célebre tarjeta de crédito podemos afirmar que elaborar un plan de negocio está bien pero, llevarlo a la práctica, no tiene precio.
Muchos emprendedores sueñan con convertirse en ser su propio jefe. Al cabo de un tiempo se dan cuenta de que su nuevo jefe es un tirano. Dicen las Sagradas Escrituras que Dios creó el universo en seis días y el séptimo día descansó. Resulta evidente que no era autónomo pues, de serlo, hubiera trabajado también el domingo y tal vez le hubiera salido mejor el asunto. En la medida en que un emprendedor tiene que dedicar mucho tiempo y esfuerzo a su proyecto… mejor que se dedique a algo que le apasione. La pasión por lo que hacemos ayuda notablemente a lograr buenos resultados. Esto no quiere decir que como me apasiona beber cerveza… voy a montar un bar. No es lo mismo. Conocer el sector y tener cierta experiencia previa son elementos que deberíamos llevar en la mochila a la hora de iniciar el viaje para alcanzar el éxito en nuestro proyecto.

La orientación al cliente es una de las frases que están escritas en mármol en muchas empresas pero… ¿Están realmente orientadas al cliente? Los clientes son la piedra angular de cualquier negocio. Sin cliente, no hay negocio. Así de simple. A veces perdemos el tiempo elaborando estudios para llegar a concluir que el agua tibia está más caliente que el agua fría. Poner foco especial en el cliente es algo evidente pero, muchas veces, no se hace. El emprendedor de éxito cuida a sus clientes. Si no lo hace no tiene ya por qué preocuparse, pues otro empresario ya los cuidará.

In illo tempore se decía que el pez grande se come al pez pequeño. Hoy el pez ágil se come a todos los peces. El entorno cambia rápidamente. No es suficiente adaptarse al cambio, hay que provocar el cambio. Romper el paradigma establecido e innovar rápidamente es imprescindible. La rueda gira muy rápido. El emprendedor toma decisiones con agilidad.

Por último, destacaría que un emprendedor tiene que ser el mejor vendedor de su proyecto empresarial. Vender, vender y vender. Sin ventas, no hay paraíso. Sin ventas, no hay nada. A lo largo de mi vida profesional he conocido a muchos emprendedores y los realmente exitosos son los que dedican la mayor parte de su tiempo a clientes y ventas.

Como cierre podría buscar en google o en twitter alguna frase impactante de gurús del emprendimiento, empresarios de éxito o algún vendedor de “crecepelo”. No lo voy a hacer. Me parece más productivo ir a visitar a un cliente….

Te puede interesar
Comentarios