Euro

¿Por qué no vemos lo que todo el mundo ve?

Euro

Cuenta de resultados

¿Por qué no vemos lo que todo el mundo ve?

Respuesta masiva al cribado en la Universidad de León.
photo_camera Respuesta masiva al cribado en la Universidad de León.
La realidad política y económica de España, más allá de si se ve con el ojo izquierdo o con el derecho, es grave. Medios de prestigio de diversas tendencias y de distintos países dan la voz de alerta.

En España, si se escucha al Gobierno y se sigue a sus medios afines o bajo su control directo, pudiera parecer que todo va a ir maravillosamente bien, con unos magníficos presupuestos y grandes ayudas europeas. Y si se hace lo mismo con lo que dice la oposición y sus altavoces mediáticos pudiera parecer que va a desaparecer la lengua española y la enseñanza concertada. Pero no es eso, no es eso. 

Ni España es Alicia en el país de las maravillas ni es Venezuela. España es simplemente un país democrático occidental con unas cuentas públicas en precario, incapaz de alcanzar un amplio consenso social y económico para salir de la crisis derivada de la pandemia. Debe más de la cuenta, se financia al amparo del Banco Central Europeo como si esa línea de crédito fuese ilimitada y gratuita, ingresa mucho menos de lo que gasta, tiene un modelo económico poco avanzado y, producto de todo ello, sufre un paro desbocado –impropio de un país desarrollado– y sus pensiones peligran.

Quiere esto decir que niños, jóvenes, personas de mediana edad y mayores tienen o van a tener problemas, debido a una educación de baja calidad con un alto nivel de fracaso escolar, falta de oportunidades laborales, desempleo y pensiones en el aire.

Frankfurter Allgemeine Zeitung, The Economist, Financial Times, La Stampa, Le Monde, The New York Times o Neue Zürcher Zeitung son algunos de los medios que en las últimas semanas llevan dando la voz de alarma sobre España.  ¿Por qué no vemos –o no queremos ver– lo que ve todo el mundo?

Frankfurter Allgemeine Zeitung coloca a España en una “gran crisis” de difícil solución. The Economist habla de “un amplio fracaso nacional”, igual que Le Monde, ambos también críticos con el modelo descentralizado de salud. “En España gestionar la crisis ha sido complicado por la polarización política y el sistema descentralizado”, opina Financial Times.

Para La Stampa, “la gestión de la pandemia es una flecha al corazón de un problema español muy serio: la organización del Estado”. Le Monde cree que “el modelo descentralizado de salud es un fracaso” y que “han fallado los sistemas de control de un verdadero estado federal”. A la corresponsal de Deutschlandfunk, la radio pública alemana, le cuesta explicar a sus oyentes la mala relación entre las comunidades del PP y la Moncloa. Nada muy distinto de lo que piensa, en su círculo de confianza, la propia presidenta de la Comisión Europea, la también alemana Ursula von der Leyen,  que quedó impresionada al reunirse con el Presidente del Gobierno y con los jefes de gobiernos autonómicos y ver que España no existía como país. Alemania es un país más federal que España pero tiene un proyecto de país, se piensa desde Berlín.

También al otro lado del Atlántico se ve de manera parecida España. Sin ir más lejos, The New York Times, que algo sabe de federalismo en la capital financiera de un país genuinamente federal como los Estados Unidos. “Los líderes políticos se comportan con una gran irresponsabilidad. No dan ejemplo y no actúan con lógica. Se comportan sin ningún sentido de Estado. No piensan en la ciudadanía”, opina el influyente diario neoyorquino.

The Economist no se anda con rodeos y sostiene que “España es el peor de la clase”, el país europeo occidental que peor ha gestionado la pandemia. “¿Es España un Estado fallido? Todavía no pero no le falta mucho”, resume Neue Zürcher Zeitung. 

@J_L_Gomez

Más en Euro