La Región

ENTREVISTA

Darío Villanueva: "Hay muchas palabras extranjeras que son como globos, suben pero luego se pinchan"

El presidente de la Real Academia Española conducirá hoy, a las 20,15 horas en el centro cultural Marcos Valcárcel, la conferencia del Foro La Región sobre "El Quijote y el dinamismo de las imágenes"

Darío Villanueva.
Darío Villanueva.
Darío Villanueva: "Hay muchas palabras extranjeras que son como globos, suben pero luego se pinchan"

 El presidente de la Real Academia Española conducirá hoy, a las 20,15 horas en el centro cultural Marcos Valcárcel, la conferencia del Foro La Región sobre "El Quijote y el dinamismo de las imágenes", siendo Cervantes precursor del cine.


¿De dónde y por qué le nace ese apego al ingenioso hidalgo?
Nace del hábito lector que mis padres me inculcaron. Por supuesto, no fue uno de los primeros libros que leí, pero desde que lo hice por primera vez no he dejado de hacerlo periódicamente. William Faulkner decía que él lo leía todos los días como otros leen La Biblia.

Se atreve a afirmar que El Quijote es una enciclopedia narrativa genuinamente precinematográfica, ¿A qué se refiere?
En la narración, la descripción y el diálogo del Quijote están gran número de los recursos técnicos que luego el cine desarrollará, no mediante palabras sino por medio de imágenes.

¿Qué tiene de visual?
En primer lugar, que la trama del Quijote nace del choque entre dos visiones: la que el protagonista tiene de la realidad y las que tienen todos los demás personajes. El episodio de los molinos de viento, por ejemplo, nace de que donde don Quijote ve gigantes Sancho ve los molinos. Y así sucesivamente. Por otra parte, gran número de las escenas de la novela son auténticos gags cómicos, y la propia pareja de protagonistas es inconfundible plásticamente, como el Gordo y el Flaco. 

Entonces, ¿estamos comparando a Cervantes con Shakespeare?
Shakespeare, en el teatro, es considerado hoy por hoy un precursor del cine; en novela, esa condición le corresponde a su coetáneo Miguel de Cervantes. 

¿Qué opinión le merece la adaptación del Quijote al lenguaje actual?
Estoy muy de acuerdo. De hecho, yo he prologado la versión que para la Real Academia Española ha hecho Arturo Pérez Reverte. Contribuyen estas versiones a que los lectores más jóvenes o menos habituales se aproximen a la obra y puedan luego enfrentarse con la versión original si así lo desean.

Como director de la RAE, ¿cómo se ha adaptado la Academia a la evolución digital?
Desde finales de los 80, la RAE ha aprovechado todos los avances de la nueva tecnología informática y digital para sus tareas. Dos ejemplos: el Diccionario lo elaboramos a partir de los Corpus, bases de datos que, por ejemplo en lo que va de siglo, han recogido cada año 25 millones de formas del español hablado y escrito, procedentes de fuentes periodísticas, literarias, científicas, etcétera. Un 70% son americanas y un 30% españolas. Y la versión de nuestro diccionario en línea tiene una media de consultas al mes de 40 millones.

¿Qué me dice del término “selfie”?
Es la palabra inglesa que nos ha llegado con una moda relativamente reciente. Hay que esperar a ver si arraiga o no, porque hay palabras extranjeras que son como globos, suben pero luego pinchan. En realidad, estamos hablando de una autofoto.

¿Palabras como éstas están desplazando a otras? ¿Adónde van a parar?
La lengua está en continua evolución. Se incorporan nuevas palabras, de creación autóctona o importadas, pero las que ya están nunca mueren. Perviven, por ejemplo, en las obras literarias o en los escritos del pasado, y por nuestra parte pasan al Nuevo Diccionario histórico del español.