La Región

FORO LA REGIÓN

"Hoy no deberían ser necesarias las cuotas, sino un currículo ciego"

Uschinsky presentó "Case iguais" y abogó por medidas de conciliación y una apuesta de "conciencia" en empresas

Elena Rivo, Carla Reyes y Juanjo Feijóo, en el Foro (MIGUEL ÁNGEL).
Elena Rivo, Carla Reyes y Juanjo Feijóo, en el Foro (MIGUEL ÁNGEL).
"Hoy no deberían ser necesarias las cuotas, sino un currículo ciego"

Cuando Carla Reyes Uschinsky empezó a escribir sobre igualdad en La Región y en otros medios gallegos, dudó de que fuese a tener contenidos todas las semanas. "Me sobran", dice tajantemente. La periodista y presidenta de la Asociación de Executivas de Galicia tiró de ironía durante el Foro La Región en el que desgranó las historias de "Case iguais", el recopilatorio de sus textos en periódicos de Galicia sobre la desigualdad entre hombres y mujeres. Elena Rivo, profesora de la UVigo y exdecana de Empresariales y Turismo introdujo el currículo de la ponente, de la que destacó sus "más de 25 años de experiencia en el periodismo" y el impulso de iniciativas como la guía de mujeres líderes "Referentes galegas".

"Quiero ser polémica", adelantó antes de contar el encuentro con un cargo público cuando presentó la iniciativa de "Referentes Galegas". "Lo noté incómodo y le dije que no veníamos a imponer nada. Me dijo que 'menos mal' y la conversación empezó a influir".

¿"Qué ha cambiado?", le preguntó Rivo sobre la evolución de la igualdad. "Ha cambiado la sensiblilidad de decir que esto no está bien. Las movilizaciones del 8M han hecho que haya mayor sensibilidad", expresó la periodista.

También habló de discriminación positiva y lanzó su propuesta: "Hoy por hoy no deberían ser necesarias las cuotas, sino un currículo ciego en el que no sepas si es hombre o mujer. Que se juzgue por la formación y la experiencia".

Otra idea, la de la conciencia empresarial: "Convencer a los directivos de que apostar por la igualdad puede traer beneficios en imagen y en productividad".

"Hay muchos hombres a la defensiva. Se sienten casi atacados y es un error. La igualdad no se trata de sustituir al hombre", comentó respecto a los que tienen el discurso de "ni machista ni feminista".

"Case iguais", dice la autora, "refleja que tenemos un marco jurídico con oportunidades en prácticamente todo, sobre el papel. Podemos ser futbolistas y generales del ejército, pero en la realidad las cosas cambian". Prosiguió: "Somos distintas, y más cuando se nos ocurre tener hijos. Les estamos diciendo a las jóvenes gallegas que tienen que tener hijos porque Galicia se vacía y al mismo tiempo les decimos que tienen que estudiar ingenierías e informática porque no hay mujeres en esas facultades. 

Y les decimos que tienen que ser directivas. Estamos pidiendo una superwoman, lista, directiva y que tenga hijos. No se puede hacer ese discurso si no se toman otras medidas". Y resumió la receta en una idea: "El hombre tiene que participar al 50%, sino es imposible que la mujer entre al mercado laboral. Hacen falta medidas de conciliación familiar".


Más allá de la "discriminación positiva"


"Yo fui en su momento una cuota. En cierto modo me parece positivo", comentó Rivo. "Yo también soy cuota y es un mal menor. Creo que es conveniente que las haya pero no debe ser el único sistema para llegar a la toma de decisiones. Aunque estoy a favor porque hay mujeres válidas en todas las profesiones", señaló Reyes.