Foro La Región

Inocencio Arias: "Me pregunto qué tiene Podemos de democrático que no tenga Vox"

Foro La Región

Inocencio Arias: "Me pregunto qué tiene Podemos de democrático que no tenga Vox"

El diplomático español Inocencio Arias protagonizó el regreso del Foro La Región, celebrado de forma telemática

Inocencio Arias, exembajador en las Naciones Unidas y uno de los más famosos diplomáticos españoles de las últimas décadas, autor de numerosos libros, entre ellos "Con pajarita y sin tapujos", fue el protagonista en el regreso del Foro La Región, que se desarrolló este jueves de forma telemática debido a las circunstancias de la pandemia. El objetivo de su última obra, "mostrar que con frecuencia las cosas no son lo que parecen", advirtió, ya se trate de Wikileaks, la ONU o la cuestión catalana. 

Arias recordó a sus espectadores la existencia de "clichés que pueden tener una parte de verdad pero también una pata falsa". En este sentido, comenzó lamentando que los argumentos independentistas, que calificó como mentiras, hayan calado en parte de la sociedad catalana: "Las invenciones se han desbocado, creándose mitos en torno a la individualidad y el victimismo catalán. Lo primero que se nos dice es que España les roba. Yo me pregunto cómo les roba un señor de Ourense, una señora de Murcia o un joven de Cádiz, cuando en realidad el español medio consume una gran cantidad de sus productos. Que España oprime a la economía catalana... Es todo una patraña. Y me parece alucinante que con lo que se ha favorecido a su industria, y cuando la fábrica más grande que instaló el franquismo (la Seat) fue a Cataluña, exista este victimismo sin pies ni cabeza ya tan arraigado". Considera Arias que el conflicto catalán es "el mayor problema de España para los próximos 20 o 30 años".

También abordó el asunto de la inmigración: “España está muy cerca de zonas del mundo mucho menos desarrolladas que nosotros. Esto nos puede plantear problemas, y hay que hablar de ello con honradez. Estamos obligados jurídica y moralmente (como todos los países del mundo) a aceptar a los inmigrantes que lleguen por razones de persecución política o religiosa, pero no a los que vienen por una cuestión económica, así que España debe plantearse a cuántas personas puede acoger cada año por demanda de mano de obra. Y (los inmigrantes) deben saber que, si vienen solo por motivos económicos, normalmente los vamos a devolver. De forma correcta, tratándolos bien, por supuesto. Las autoridades españolas tendrían que tener esto claro y no hacer demagogia". 

Sobre lo que define como "superioridad moral de la izquierda", Arias reflejó que "durante muchos años, y desde niños, las personas de nuestra generación hemos oído que la izquierda era muy mala, que habían hecho muchas barbaridades durante la guerra… Se nos educó para que pensáramos que la derecha era muy buena y la izquierda muy mala. Ahora, como tantas veces a lo largo de la historia, el péndulo ha cambiado, y desde hace 15 años nos encontramos con lo contrario, y se defiende que la izquierda es más adecuada y respetuosa con el sufrimiento de otros seres humanos. Esto no se tiene de pie, es una sandez total", valoró. 

Retrotrayéndose a la historia de España, Arias defendió que el de Franco no fue el único intento de golpe de Estado de los años 30 en el país, comparándolo con la revolución de Asturias de 1934. "Y cómo se puede decir que lo de Franco en Badajoz fue una carnicería y los fusilamientos de Paracuellos de Jarama solo una cosa de elementos incontrolados. Y lo ocurrido en Guernica es censurable y condenable, pero al mismo tiempo los republicanos bombardearon un pueblo de mi tierra, Cabra, donde no había el menor elemento militar, pero de eso no se habla y no se conoce", comparó. 

En su denuncia de lo que considera una doble vara de medir según la ideología, el diplomático también condenó que "la gente se olvide de Stalin, cabeza visible de la izquierda, una persona inmoral y ególatra y dictatorial, como Hitler. Stalin envió a centenares de miles de personas a campos de concentración porque pensaba simplemente que no estaban de acuerdo con él". Lamentó incluso que el escritor Pablo Neruda haya elogiado a Stalin durante su vida: "Es bochornoso, una vergüenza. Hasta Alberti tenía un poema dedicado a Stalin. No te lo puedes creer. Estaría bebido en ese momento". 

Para terminar su intervención, Arias cargó contra las críticas a Vox: "Una cosa que me rompe los esquemas es cuando se le ponen calificativos a las formaciones políticas. Tenemos que Vox es un partido impresentable, apestoso, demagogo, que hay que hacer un cordón sanitario a su alrededor, y sin embargo Podemos es un partido responsable y muy democrático. Y yo me pregunto, ¿qué tiene de democrático Podemos que no tenga Vox?".

Hombres de estado

Al terminar su exposición, Arias contestó preguntas de los espectadores. Una de las cuestiones que se le plantearon fue qué políticos cuentan, en su opinión, con un carácter diplomático, señalando entre otros a Obama, y, en el caso español, a Felipe González: "No solo por ser un hombre de Estado, sino porque estuvo 12 años en el poder, lo que te permite tejer una red de contactos y amistades mayor. También Aznar, que fue muy respetado en el extranjero porque tenía palabra. Sin embargo, Zapatero, a pesar de su simpatía, era menos conocido y respetado porque su interlocutor se daba cuenta de que no le interesaba la política exterior, estaba incómodo en las reuniones, deseando que terminaran. Era una persona un poco infantil en ese sentido". 

También hubo tiempo de comparar las consecuencias del covid. En palabras de Arias, Trump "ha caído por la pandemia, por las mentiras que dijo y su mediocre actuación al respecto", mientras que Pedro Sánchez "hizo lo mismo, pero no le está afectando. Cualquiera que sepa sumar y acuda a ciertos organismos se dará cuenta de que han muerto como mínimo 22.000 personas más de lo que dicen". 

Te puede interesar