La Región

FORO LA REGIÓN

Véronique Gallien: "La reina Aregonda es el primer caso documentado de poliomielitis"

La arqueóloga francesa Véronique Gallien desveló en el ciclo de charlas "In Tempore Sueborum" esta autopsia histórica

Véronique Gallien: "La reina Aregonda es el primer caso documentado de poliomielitis"

El sarcófago número 49 hallado en la basílica de Saint-Denis hace sesenta años centró la conferencia de la arqueóloga francesa Véronique Gallien, que explicó en el ciclo "In Tempore Sueborum" del Foro La Región los entresijos de la autopsia de la reina merovingia Aregonda. "Es el mejor estudio de una autopsia antigua que se ha presentado en Europa", introdujo a la invitada Jorge López Quiroga, comisario de la exposición sobre el mundo suevo.

Gallien se unió a las excavaciones que en 1959 inició Michel Flaury y pronto se dio cuenta de la importancia del personaje. "Aregonda es la primera mujer de rango regio conocido que se enterró en esta basílica de París, considerada el panteón real de Francia", indicó la arqueóloga. 

La investigación de esta reina llegó casi a la actualidad, ya que todavía en 2017 se hallaron los cuadernos de excavación del primer arqueólogo que la estudió y hace un par de años se encontraron varios objetos de metal y de tejido en un depósito de París que correspondían a esta reina merovingia.


¿Quién fue Aregonda?


Esta reina fue esposa de Clotario I, que también estaba casado con su hermana Ingonda. "Ella misma le pidió a Clotario que buscase un hombre para su hermana y él optó por casarse con ella", explica la investigadora. Fredegunda, la llamada "reina sangrienta" por asesinar a todo el que optaba al trono, fue nuera de Aregonda.Gracias a la autopsia realizada se pudo averiguar que murió con 61 años.


Un 35 de pie


El análisis clínico de la reina Aregonda revela que no estaba bien de salud. "Es el caso de poliomielitis documentado más antiguo de la Historia", explicó la investigadora francesa, ya que Aregonda presentaba anomalías en el pie derecho. "Calzaba un 35", añadió. Artrosis y posiblemente obesidad se suman a los achaques de esta reina, que murió entre el 579 y el 580, rodeada de joyas que suponen, según la investigadora, "una documentación única de objetos preciosos de la época".

Además, sus pulmones estaban embalsamados con un "ácido benzoico" típico de la época.