Galicia

Una abogada, obligada a salir de una sala judicial para dar el pecho a su bebé

Galicia

Galicia

Una abogada, obligada a salir de una sala judicial para dar el pecho a su bebé

Marta Rodríguez dando el pecho a su hija, en el pasillo de los juzgados.
photo_camera Marta Rodríguez dando el pecho a su hija, en el pasillo de los juzgados.

Una letrada de Ferrol tuvo que ir con el lactante al ser citada seis semanas después de dar a luz. El juez dice que "si necesitaba más tiempo  tenía que haberlo dicho".

La imagen de la abogada ferrolana Marta Rodríguez Ramos amamantando a su bebé en los pasillos de los juzgados de Vigo se extendió este miércoles como la pólvora por las redes sociales. La letrada quiso publicar la foto, a modo de protesta por las dificultades para conciliar en su profesión.

Ella interpuso en Vigo una demanda de su cliente, un trabajador, el pasado 4 de noviembre y  el juicio se señaló para principios de enero, pero, con un informe del ginecólogo pidió una suspensión alegando que en esa fecha estaría de baja por maternidad coincidiendo en esos días con la fecha prevista de parto. El juzgado de lo Social 1 realizó un nuevo señalamiento para el martes, 3 de marzo. 

“El plazo dado fue de seis semanas cuando en un juzgado que se dedica a defender los derechos de los trabajadores saben que la baja es de 16. Tuve que hacer 200 kilómetros para acudir a Vigo, acompañada de mi marido y el bebé”, afirmó a este diario la letrada. Relató que entró en sala con mucho retraso y una vez dentro “faltaba el abogado de Fogasa y había que esperar así que le pedí al juez que me dejara salir porque tenía que darle el pecho a mi bebé, no me puso problemas, celebró otra vista y cuando terminé, celebramos el nuestro”. 

Rodríguez Ramos aseguró que podía haber pedido otra suspensión pero “me arriesgaba a que no me la concedieran o a perjudicar a mi cliente”. Desde su punto de vista, “el juzgado conocía perfectamente la legislación y tenía que haber respetado el tiempo de baja de maternidad”.

Por su parte, el titular del Juzgado de lo Social 1 de Vigo, José Manuel Díaz, se mostró sorprendido por la reacción de la letrada. Afirmó que “no hubo ningún incidente. Ni siquiera sabía que  había venido con su bebé. Cuando me dijo que tenía que darle el pecho, no puse inconveniente ninguno”. Según afirmó, “fue una persona muy amable y el juicio duró apenas unos minutos” y admitió que no es la primera vez que alguien llega con un lactante a su juzgado.  Según el juez  “ella pidió una suspensión y si consideraba que el tiempo no era suficiente podría haber informado y no hubiera habido problema. Este tipo de situaciones no se discuten”. Afirmó que “ en asuntos de trabajadores entendemos que ellos quieren resolverlo cuanto antes” e insistió en que “tendría que haberlo comunicado porque la sensibilidad es absoluta”. 

Más en Galicia