Tacha a los delegados territoriales de ‘comisarios de control político’ de ‘corte electoral’ al servicio del PP

El BNG exige la modificación del decreto que crea las cinco delegaciones territoriales por el ‘caos’ social generado

Tereixa Paz y Alfredo Suárez Canal. (Foto: Vicente Pernía)
El diputado del BNG Alfredo Suárez Canal exigió al Gobierno gallego la modificación del decreto por el que se crearon las cinco delegaciones territoriales de la Xunta al considerar que se trata de una ‘nueva estructura de control al servicio del PP’ concebida en un ‘laboratorio político’ bajo un ‘caciquismo de diseño de las áreas’ de gestión que ha provocado ‘caos’ en la atención a los ciudadanos.
En rueda de prensa para presentar una interpelación de su formación sobre esta cuestión al Ejecutivo gallego, el parlamentario nacionalista tachó a los delegados territoriales de ‘comisarios de control político’ que vinculó a ‘intereses inmediatos de corte electoral’ del PPdeG ante los comicios europeos y lamentó que el ‘objetivo prioritario’ del Ejecutivo gallego fuese realizar ‘un diseño de control político sin pensar en las consecuencias’ o en una ‘estructura razonable para atender a la sociedad’.

Suárez Canal criticó el ‘continuo cúmulo de improvisaciones’ en la articulación de la nueva estructura territorial, que atribuyó a las ‘necesidades publicitarias y propagandísticas de la Xunta’, y que, a juicio de la formación frentista, ha montado un ‘galimatías’ que se evidencia en las áreas de Vigo y Pontevedra.

Así, denunció que a día ciudadanos, empresas, cooperativas o comunidades de montes de esas áreas ignoran cuál es el interlocutor al de que deben dirigirse en caso de tener que desarrollar un proyecto relevante, si a la Administración territorial de Vigo o a la de Pontevedra.

Además, cuestionó que fuese ‘un cargo orgánico’ --el presidente local del PPdeG en Pontevedra, Telmo Martín--, quien avanzase, un día antes de su ratificación por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que la delegación territorial de Vigo iba a tener las mismas competencias que en la pasada legislatura.

La medida que, según aseguró, la Xunta enmarcó en una política de austeridad, sólo supondrá, para Suárez Canal, ‘un cambio de nombres’ de los delegados, que --señaló-pasarán a ser jefes territoriales.

En este sentido, desconfió de la estructura de personal y medios vinculada a las cinco delegaciones y de su dotación presupuestaria, por lo que demandó que se explique ‘en profundidad’ esta cuestión en la Cámara gallega.

AMENAZA PARA LA PREVENCION DE INCENDIOS

La portavoz de Medio Rural del BNG, Tareixa Paz, consideró que las estructuras territoriales están ‘claramente divididas’ de forma que, a juicio de la formación frentista, el ‘caos administrativo es mayúsculo’, desde la perspectiva del funcionamiento del servicio público como de la relación de los ciudadanos con la Administración.

En concreto, apuntó que la ‘duplicidad de cargos’ en el caso de las delegaciones de Vigo y Pontevedra y las ‘distorsiones’ que, en su opinión, provocará este hecho, afectará a los distritos forestales y, en especial, a la política de prevención y defensa contra incendios, a las oficinas comarcales y a las áreas veterinarias y de salud animal.

‘Va a haber ámbitos de actuación en los que habrá dos personas que ejercerán la misma función política, mientras que una sola persona realizará la dirección funcional, el delegado de Pontevedra’, aseveró.

La parlamentaria citó el caso del distrito forestal XVIII, que abarca Vigo y la comarca de Baixo Miño, y del que aseguró que se integrará en la delegación territorial de la Xunta en la ciudad olívica, aunque, según señaló, ‘la mitad de los ayuntamientos’ de esta zona pertenecen a la de Pontevedra, una circunstancia que, a su juicio, ‘generará importantes problemas a la hora de aplicar el Pladiga’, de decretar el nivel de alerta de los incendios o de su coordinación bajo el mando único.

Lo mismo ocurrirá, como indicó, en el distrito XIX, que integra a Caldas de Reis y la comarca de O Salnés con los municipios de Cangas y Moaña, dependientes de Vigo. Paz denunció situaciones similares con las oficinas comarcales y en las áreas de sanidad animal. Paz limitó esta situación a las competencias de la Consellería de Medio Rural, aunque advirtió de que ‘en otros ámbitos seguramente habrá distorsiones de este tipo’.


Te puede interesar