Galicia

Cae uno de los grupos de tráfico de marihuana más activos en Galicia

Galicia

Cae uno de los grupos de tráfico de marihuana más activos en Galicia

Agente de la Guardia Civil.
photo_cameraAgente de la Guardia Civil.
La Guardia Civil detuvo a 10 personas en una operación que se desarrolló en varios municipios coruñeses

La Guardia Civil desarticuló en Ordes (A Coruña) uno de los grupos dedicado al cultivo de marihuana en interiores y a su distribución "más activos" de Galicia, en una actuación que culminó con la detención de diez miembros. Fue el Puesto de la Guardia Civil de Ordes, con el apoyo del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas de la Policía Judicial la Guardia Civil de A Coruña, el que, tras varios meses de pesquisas policiales iniciadas a finales del 2019, procedió a la detención de estas personas.

Como resultado de la operación, los agentes se incautaron de unas 2.000 plantas de marihuana, dos kilogramos de cogollos preparados para su venta y distribución, 3.210 euros, básculas de precisión, diverso material informático y electrónico, documentación de interés para la investigación y tres vehículos y se precintaron las dos naves investigadas.

El pasado el mes de febrero se detuvo, en el municipio coruñés de Culleredo, al principal distribuidor de marihuana que disponía el grupo investigado, al ser interceptado con un kilo de cogollos preparados para su venta. Posteriormente, a principios del mes de julio se procedió en la localidad de Ordes a la detención de otra persona, cuando se disponía a hacer entrega de un paquete que contenía 250 gramos de cogollos de marihuana.

El día 28 de julio fue el día clave de la operación con la detención de ocho miembros del grupo, al ser sorprendidos "in fraganti" cuando se dirigían a una antigua nave porcina ubicada en la localidad de Aranga, para proceder al corte y posterior preparación de 600 plantas de marihuana en un nivel óptimo de floración, ambos con antecedentes contra la salud pública en su modalidad de tráfico de drogas.

En esta fase de la "Operación Mediatic" colaboró un amplio dispositivo policial compuesto por la Unidad de Seguridad Ciudadana de Santiago, el Equipo Policía Judicial de Betanzos y Guía Canino de la Comandancia de Pontevedra. A continuación, se procedió al registro domiciliario de los dos principales investigados en sus domicilios en las localidades de Cerceda y Vilasantar, y al registro de dos naves en las localidades de Aranga y Cerceda, dotadas de un sofisticado sistema para el cultivo industrial de plantas de marihuana en su modalidad de interior.

La importancia de esta operación, destaca el Instituto Armado, radica en que se golpeó a todos los eslabones del grupo siendo detenidos el líder, su lugarteniente, encargados de la vigilancia y mantenimiento de las plantas, los denominados jardineros encargados del corte y preparación de las plantas y la persona denominada electricista, encargada del puenteado del sistema eléctrico, así como los principales distribuidores.