Galicia

La Cámara gallega aprueba el techo de gasto para 2019 con el rechazo de la oposición

Galicia

GALICIA

La Cámara gallega aprueba el techo de gasto para 2019 con el rechazo de la oposición

El Parlamento gallego debatió y votó esta mañana el techo de gasto no financiero aprobado por la Xunta
photo_cameraEl Parlamento gallego debatió y votó esta mañana el techo de gasto no financiero aprobado por la Xunta

El Parlamento gallego ha aprobado hoy con los votos del PP y el rechazo de la oposición -En Marea, PSdeG y BNG- el techo de gasto no financiero para el próximo año por 9.850 millones de euros, 363 millones más que en 2018, un 3,8 por ciento. 

 

La previsión de crecimiento de la economía gallega para el próximo año es del 2,5 %, "más que el conjunto de España", y la tasa de paro se situaría en el 12,7 por ciento, ha detallado el conselleiro de Hacienda, Valeriano Martínez, que ha indicado, además, que el déficit previsto para el próximo año será de 69 millones de euros, el 0,1 % del PIB, con lo que "prácticamente" Galicia no tendrá que recurrir a deuda pública el próximo año. 

Los grupos de la oposición, sin embargo, han mostrado su rechazo a la propuesta de la Xunta por insuficiente y han abogado por modificar la regla de gasto y eliminar las políticas de austeridad por las que todavía apuesta el Gobierno gallego, han coincidido.

Además de las previsiones para el próximo año, Martínez ha defendido la actualización y revisión al alza del crecimiento para el presente ejercicio, de modo que el Producto Interior Bruto se situaría al final de este año en el 2,8 % frente al 2,5 % previsto inicialmente; lo que supone dos décimas más que la previsión del Gobierno para el conjunto de la economía española, tras haber reducido ayer una décima. 

Según esta actualización, la tasa de paro durante 2018 se reduciría en una décima, con lo que Galicia cerraría el año en el 14,1 por ciento en lugar del 14,2 previsto. 

"Consolidamos un modelo propio de crecimiento, un crecimiento sano apoyado en el control del déficit y la deuda, en la inversión productiva y el pago ágil a los proveedores", ha concluido el conselleiro.

El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha defendido la "arquitectura social" del gasto frente a la "arquitectura de la austeridad", cuyo objetivo es "la reducción del gasto público, independientemente de las necesidades, para reducir el déficit". 

Villares ha criticado que la Xunta haya desaprovechado los "vientos de cola" exterior, por lo que será el impulso interno el que empuje el crecimiento, algo para lo que serán fundamentales los presupuestos, basados en este techo de gasto, por lo que ha rechazado el modelo del Gobierno gallego por priorizar la reducción del gasto, al que ha contrapuesto el que defiende su grupo y plasmado en el acuerdo entre el Gobierno y el grupo confederal Unidos Podemos-En Marea en el Congreso para los Presupuestos Generales. 

El líder de En Marea se ha planteado un escenario de cinco años para recuperar el nivel de gasto y eliminar los recortes, algo que "no es muy ambicioso", ha reconocido, ya que habría que esperar hasta 2025 para llegar a niveles de 2009. 

También ha cuestionado que la Xunta no agote el objetivo de déficit autorizado, ya que no hay justificación para no disponer de hasta 138 millones de euros más cuando hacen falta más médicos, profesores y más políticas sociales. 

El portavoz del PSdeG en el Parlamento, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha cuestionado que se aluda a la "inestabilidad" del Gobierno central cuando ha conseguido relajar los objetivos de déficit, lo que supondría más gasto para las Comunidades Autónomas en políticas sociales, fundamentalmente. 

Ha aludido en su intervención a las cuestiones "de fondo", ya que podría "repetir" el discurso del año pasado, y esas cuestiones son acercarse a países como Suecia o Francia, que es el modelo socialista o imitar a otros países con estados del bienestar "con más deficiencias, que es el modelo del PP". 
636752964096330304w (1)

Fernández Leiceaga ha recordado que la economía está saliendo aún en los países periféricos de la gran crisis del siglo XXI y eso explicaría que el desempleo siga "en doble dígito" pese a haber crecido sostenidamente de modo significativo en los últimos años. 

Y, además, ha añadido, en términos comparativos Galicia tiene un comportamiento "peor" que "la media" española, de la que la comunidad gallega "está muy lejos", si bien es cierto que gana productividad y competitividad, ha reconocido.

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha criticado las políticas de "austeridad" desarrolladas por el PP durante sus años en la Xunta que han hecho que "la crisis sea más larga y profunda y que haya más recortes en servicios públicos" 

"Es indignante que hable de estabilidad cuando 4 de cada 10 gallegos no llegan a fin de mes, se ha perdido un 20 % de gente joven y han emigrado 267.000 personas, es como si desapareciese la ciudad de A Coruña", ha asegurado. 

Ha criticado el supuesto "crecimiento sano" defendido por la Xunta y la falta de menciones a la "desigualdad", que se ha incrementado con el PP en el Gobierno gallego, ha aseverado, tras lo que ha afirmado que con estas políticas de un gobierno "con recetas ya fracasadas, sin ideas y sin proyectos" no se va a revertir la situación.

También ha cuestionado que el PP venga a presumir de gestionar bien la deuda, con un ahorro de 3.800 millones frente a la media en los últimos años, ya que lo que ha hecho el Ejecutivo de Núñez Feijóo es "triplicar" la deuda que se encontró en 2009.

El portavoz del PP en el Parlamento gallego, Pedro Puy, ha recordado que el Gobierno aún no ha aprobado el techo de gasto y por lo tanto Galicia se ciñe a la senda de déficit en vigor, por eso se ajusta al 0,1 por ciento para el próximo año. 

Además, ha dicho, también genera "incertidumbre" que el Gobierno, tras el acuerdo con un grupo -Unidos Podemos- que no implica el apoyo suficiente para sacarlas adelante, haya enviado a Bruselas "sin debate público" y sin haber aprobado el techo de gasto el proyecto de presupuestos .

También ha cuestionado que los grupos de la oposición tras criticar el endeudamiento de la Xunta, que el próximo año será de 69 millones de euros, apuesten por que se endeude más.