Galicia

La elección del senador lleva al borde de la ruptura a En Marea

Galicia

GAlICIA

La elección del senador lleva al borde de la ruptura a En Marea

El sector crítico del grupo designa a Sande para la Cámara Alta, una propuesta que rechaza la dirección

El grupo parlamentario de En Marea ha elegido al concejal herculino en funciones José Manuel Sande como propuesta para convertirse en el senador por desginación autonómica que les corresponde como segunda fuerza política en el Parlamento de Galicia. El nombre de Sande, propuesto por los críticos con el portavoz, Luís Villares, contó con ocho votos favorables por solo uno para la opción de la dirección del partido instrumental, Mariló Candedo. En la votación, desarrollada telemáticamente en la noche del pasado miércoles, una diputada se abstuvo y otras cuatro "no manifestaron adscripción a ninguna de las dos opciones", según informó el gabinete de comunicación del grupo parlamentario.

Con todo, la coordinadora del partido instrumental, en la que solo participan afines a Luís Villares, ya expresó que no acepta el proceso de elección del senador en el seno del grupo parlamentario por tratarse de "una imposición de Podemos" con la connivencia de Anova y Esquerda Unida, todas ellas organizaciones que han dejado de participar en la vida orgánica de En Marea. Así las cosas, la elección de Sande como propuesta para senador podría quedar en papel mojado, ya que es el portavoz parlamentario, Luís Villares, quien debe firmar la proposición ante la Cámara como representante formal del grupo.

Villares trató de salvar la votación con una "tercera vía" al proponer para el puesto al diputado Manuel Lago, independiente aunque ligado a Esquerda Unida. Sin embargo, Lago declinó la oferta y la votación siguió en pie, siendo horas después desautorizada por la dirección del partido instrumental, a la que la mayoría de los diputados no reconocen autoridad para imponer sus criterios y sobre el trabajo en el Parlamento.

La discusión en el grupo parlamentario de En Marea se produce sin que todavía se sepa cuándo se va a producir la votación en la Cámara de los tres representantes del Parlamento de Galicia durante la recién iniciada legislatura en la Cámara alta. Dos corresponden al grupo mayoritario, el Partido Popular de Galicia, mientras que el restante quedaría para En Marea por su condición de segunda fuerza al haber superado en votos al PSdeG en 2016, si bien ambos grupos cuentan con 14 diputados.

De este modo, las tensiones en el grupo parlamantario, roto "de facto" desde poco después del arranque de la legislatura, entran en una nueva fase con la disputa entre afines a Villares y críticos por la elección del senador, lo que podría derivar en la salida hacia el grupo mixto de alguno de los dos bandos. Para la diputada Luca Chao, de Podemos Galicia, este paso deberían darlo Villares y sus afines en el caso de que el portavoz "no transmitiese la voluntad del grupo "en el que "hay una mayoría clara de ocho diputados" que apostaron por Sande 

Más en Galicia