CRÓNICA

A la espera de lo que diga un "decepcionado" Beiras

Beiras comió el miércoles pasado con Martiño Noriega, alcalde de Santiago, y Antón Sánchez, portavoz nacional de Anova; la última vez que habló con Villares fue para felicitarse las fiestas.

A la espera de lo que diga un "decepcionado" Beiras

"Non vou alimentar o ruído que xa hai", se diculpa Antón Sánchez, líder de Anova y viceportavoz parlamentario de En Marea. Es comprensible, pero también una lástima porque el pasado miércoles comió con el histórico Xosé Manuel Beiras y Martiño Noriega, alcalde compostelano, en un restaurante próximo al Parlamento gallego. "Pois si estás ben informado, pero non falarei ata que teñamos a reunión da coordinadora nacional de Anova", añade ante la insistencia del informador para sonsacar lo que se habló en ese encuentro y aventurar el futuro de la segunda fuerza en la Cámara gallega por número de votos.

Beiras continúa gozando de gran predicamento entre la militancia de formaciones con sensibilidades distintas que confluyen en En Marea. Está "decepcionado" con el devenir de la criatura que empezó a gestar en las elecciones gallegas de 2012 con Alternativa Galega de Esquerdas, indica una fuente que habla a menudo con el veterano político. 

El diputado por Ourense David Rodríguez, militante de Anova y componente de la lista de Luís Villares ,"como máis xente de Anova", atribuye esta curiosa situación a las recomendaciones de Beiras. "Eu escoiteille dicir nun plenario que dunha organización que era a suma de partidos había que facer unha organización de adscrición individual para que á xente que non milita nun partido se involucre nun proxecto de país. Ten que ser así, e de feito os éxitos electorais viñeron porque superamos a fórmula de partidos". 

La influencia de Beiras en Pablo Iglesias podría aplacar las ansias de Podemos Galicia para no derribar una casa común que tanto le costó levantar, máxime en un momento en el que las elecciones  municipales y las europeas examinarán lo que ha sucedido. La última vez que Villares habló con Beiras fue para felicitarse las fiestas.