Galicia

Louzán ve preciso redefinir el papel de las diputaciones

Galicia

Los 'populares' someten a análisis las instituciones en unas jornadas monográficas en Málaga

Louzán ve preciso redefinir el papel de las diputaciones

El presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, indicó que el problema de los cinco niveles de administraciones que existen en la organización política reside en la necesidad de 'redefinir su papel', para llevar a cabo 'una reformulación clara' de las mismas. No obstante, señaló que las instituciones provinciales 'permiten rescatar muchos ayuntamientos', de forma que priorizó su defensa que, según Louzán, formó siempre parte de la política del PP, 'siempre transparente', frente a otros partidos, que actúan 'en función de cómo sople el viento'.
Así lo manifestó en la inauguración de las jornadas 'Un futuro para las diputaciones: cercanía y eficacia', que también contaron con la participación del presidente provincial del PP, Elías Bendodo, del portavoz del partido en la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp) y presidente de la Diputación de Zamora, Fernando Martínez, y del secretario general del partido en Málaga, Francisco Salado.

El PP de Málaga presentó '10 medidas de buen gobierno' para la Diputación, que posteriormente darán forma al programa electoral del partido para esta Administración. Así, el objeto de su acción política será 'el garantizar el equilibrio territorial de la provincia', dando lugar a un territorio 'vertebrado y sin desigualdades'.


CONTROL DE PROYECTOS

Asimismo, Bendodo aseguró que, de gobernar el Partido Popular en el ente supraminicipal, se garantizará la prestación de los servicios municipales en todo el territorio, contando con un Registro de Control de Proyectos, con compromiso de fechas y calidad de cada una de las peticiones que soliciten los ayuntamientos.

Además, toda acción política tendrá que contar con un informe del impacto y beneficios para los ciudadanos de los municipios, de forma que cada euro presupuestado tenga su repercusión expresa; y se establecerá un Plan de Ajuste de Servicios Propios para determinar las deudas y compromisos de la Junta de Andalucía con la Diputación, estableciendo un pacto de viabilidad de los servicios existentes en la actualidad.

Entre los pilares que fundamentarán el programa 'popular' en la Diputación, también se encuentra un conjunto de medidas encaminadas a la generación de oportunidades laborales en los pequeños municipios, evitando así el éxodo de los jóvenes, y el impulso de proyectos comarcales y provinciales que generen un desarrollo económico y social de ámbito supramunicipal.

Además, el PP desarrollará una normativa que establezca criterios 'objetivos y rigurosos' para el reparto de ayudas y subvenciones, con el fin de acabar con el sistema de subvenciones 'en función del color político'; un Plan de Ajuste de Austeridad en cada una de las delegaciones, con expresión publica trimestral; y, por último, el pleno tendrá lugar en las distintas comarcas de forma obligada, dando 'el protagonismo que se merece el ámbito provincial'.

Según el presidente provincial del Partido Popular de Málaga, la actual Diputación se concibe y se organiza a sí misma como 'una corporación de intereses políticos', y no como 'una corporación al servicio de los ayuntamientos', recordando que 'dos diputados de Izquierda Unida tienen 23 cargos de confianza'.