La Región

POLÍTICA GALLEGA

En Marea exige a los diputados críticos que renuncien a sus actas

La dirección de En Marea ha insistido este martes en denunciar el "transfuguismo y golpismo político" de unos diputados que "obedecen" a un Podemos marcado por el "afán de destruir las confluencias en todo el Estado".

Ana Seijas, en la rueda de prensa de este martes.
Ana Seijas, en la rueda de prensa de este martes.
En Marea exige a los diputados críticos que renuncien a sus actas

En Marea ha exigido este martes que los ochos diputados que apoyaron en una votación telemática a José Manuel Sande como candidato a senador por designación autonómica, en contra de la propuesta de la dirección del partido, renuncien a su acta de diputados.

A En Marea le corresponde, en base a los resultados electorales de los comicios autonómicos de 2016, elegir a un representante para la Cámara Alta. Con el objetivo de elegir a la persona candidata para este puesto, en la jornada del pasado miércoles se celebró una votación en el grupo parlamentario para elegir al candidato a senador entre José Manuel Sande -concejal de Marea Atlántica- y Mariló Candedo -propuesta por el Consello das Mareas-.

Los parlamentarios que respaldaron a Sande fueron los cinco integrantes de Podemos -Luca Chao, Paula Quinteiro, Marcos Cal, Carmen Santos y Julia Torregrosa-, el portavoz nacional de Anova, Antón Sánchez; Manuel Lago y Ánxeles Cuña.

La viceportavoz de En Marea, Ana Seijas, ha explicado en una conferencia de prensa esta tarde que se solicitará la baja en la formación de estas personas ante una "infracción muy grave del código ético".

Además, se les pedirá que abandonen el grupo parlamentario de En Marea y "renuncien a sus actas al no representar la voluntad" del partido por el que fueron elegidos.

No obstante, cada acta es personal, por lo que ninguna organización puede forzar la renuncia de la condición de diputado pese a que la dirección de En Marea ha insistido este martes en denunciar el "transfuguismo y golpismo político" de unos diputados que "obedecen" a un Podemos marcado por el "afán de destruir las confluencias en todo el Estado".

En su intervención, Seijas ha reiterado que la prerrogativa para elegir representante en la Cámara Alta le corresponde a la formación En Marea que fue la papeleta que los electores votaron en 2016, por lo que no aceptarán en ningún caso una imposición de la formación morada. "En Marea no es propiedad de Podemos, no somos propiedad de Pablo Iglesias", ha subrayado.

En base a ello, desde la dirección del partido les pide a los críticos que abandonen el grupo parlamentario y que retiren la propuesta de Sande como senador autonómico. "Tienen hasta el viernes para desdecirse" y avalar la propuesta de En Marea que, ha subrayado, es Mariló Candedo.

El plazo para inscribir la propuesta finaliza el próximo viernes 21 a las 13:30 horas, por lo que el portavoz de En Marea, Luís Villares, podría presentar la de Candedo a mayores de la de Sande, que fue registrada por los críticos aunque hoy Seijas no ha confirmado este extremo.

De este modo, serían dos propuestas las que entrarían en el registro de la Cámara, por lo que tendría que ser la Mesa "con arreglo a derecho" el órgano que decida cuál sería la propuesta que se someterá a la votación del pleno.

No obstante, y ante la posibilidad de que los servicios jurídicos validen la propuesta que cuenta con la mayoría del grupo, la dirección podría optar por romper con el grupo parlamentario que dejaría de ser segunda fuerza. De darse esta situación antes del viernes, sería el PSdeG el grupo parlamentario que podría elegir el candidato a senador por designación autonómica.

La intención es hacer senadora a Mariló Candedo pero "si pasa cualquier otra cosa la responsabilidad no será de En Marea, será de otros que aceptan las imposiciones" de Podemos, ha advertido Seijas.

La viceportavoz de En Marea ha centrado parte de la rueda de prensa en censurar la actuación de Podemos que cada vez es más "vertical y menos dialogante", después de haber decidido en Vista Alegre II romper "todos los acuerdos" con las confluencias y "negar la existencia de En Marea".

"Somos víctimas de una decisión tomada hace tiempo desde Madrid, Podemos se quiso quedar con todo, apropiarse de la casa común" en una muestra de lo que es la "vieja política de la fiebre por los cargos" tal y como está haciendo, ha dicho Seijas, en otras comunidades como Madrid o Andalucía.

Por ello, ha considerado que aunque "Podemos es muy libre de lanzar un proyecto distinto de En Marea", lo que no es " no es legítimo es suplantar" el "ejercicio legítimo" del grupo parlamentario de En Marea.