TRIBUNALES

La "narcoabogada" Tania Varela, a prisión por blanqueo de dinero

Ha sido condenada a un año y ocho meses de prisión por un delito de blanqueo de capitales procedentes del tráfico de drogas

La "narcoabogada" Tania Varela.
La "narcoabogada" Tania Varela.
La "narcoabogada" Tania Varela, a prisión por blanqueo de dinero

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a la "narcoabogada" cambadesa Tania Varela a un año y ocho meses de prisión, así como al pago de una multa de 56.000 euros, por cometer un delito de blanqueo de capitales procedentes del tráfico de drogas.

La Audiencia considera acreditado que la acusada, "como consecuencia de la actividad de narcotráfico" a la que se dedicaba, se ha "enriquecido" y, durante los años 2005 y 2006, realizó "operaciones con la finalidad de dar entrada en el tráfico mercantil lícito al dinero procedente del narcotráfico".

Tras analizar las pruebas, el tribunal concluye que hay "indicios plurales y de entidad suficiente" que acreditan que la investigada ha ejecutado operaciones "cuyos pagos en efectivo denotan el manejo concreto de cantidades de dinero que no se justifican" y que suponen "la ocultación de al menos 70.000 euros, poco acordes con su nivel de ingresos".


"Maniobras" para ocultar la titularidad


Las juezas destacan las "maniobras llevadas a cabo por la sospechosa para ocultar su titularidad" y aseguran que "el origen delictivo de las cantidades blanqueadas" está acreditado.

En los hechos probados, la Sala señala la constitución de una mercantil con la que compró terrenos por 45.000 euros en Porto Meloxo, en O Grove (Pontevedra), "ocultando la titularidad real de los mismos". También se recoge la compra de un Audi A3 por 11.000 euros, del cual hizo "figurar como titular formal" a esta entidad, "con la finalidad de ocultar la titularidad y origen del dinero invertido procedente del tráfico ilícito".

Las magistradas han acordado el comiso del dinero utilizado para el delito --o sus transformaciones o equivalentes-- para adjudicárselo al Estado, a través del fondo del Plan Nacional contra la Droga.