La Región

SUCESO

El padre de los bebés arrollados en Vigo: "No nos dio tiempo a reaccionar”

Siguen ingresados siete heridos del atropello múltiple de Fragoso. El conductor, que venía de hacer la ruta del Lagares, sufrió un desmayo
Los servicios de emergencia en la zona del atropello.
Los servicios de emergencia en la zona del atropello.
El padre de los bebés arrollados en Vigo: "No nos dio tiempo a reaccionar”

El Audi  Q3 blanco que el miércoles por la tarde invadió una acera en la calle Fragoso llevándose por delante a varios peatones lo hizo a gran velocidad después de que su conductor se desvaneciera y perdiera el control. El atestado de la Policía Local con las primeras indagaciones de cómo pudo ocurrir el atropello múltiple que se saldó finalmente con nueve heridos así lo corrobora.

En él se recoge las declaraciones de los padres de dos bebés que fueron arrollados.  La pareja, que se encontraba esperando para cruzar en la acera a la altura del número 13 en el cruce con Tranviarios, con los dos carritos, relataban cómo “observamos que el coche venía a gran velocidad pero no nos dio tiempo a reaccionar”.

El propio copiloto del Audi, en el que viajaban  un total de cinco personas, explicó a los agentes que “circulábamos muy despacio por la calle Fragoso, ya que veníamos todos de caminar por la tarde. En el tramo recto antes del cruce de la calle Manolo Martínez el conductor cerró los ojos y se desvaneció de forma repentina, acelerándose el vehículo y quedando éste sin control, atropellando a los peatones y posteriormente colisionando contra un árbol. Creo que le dio algo”.

La primera persona a la que el vehículo se llevó por delante es una mujer de 64 años, que salió disparada contra dos motocicletas aparcadas en la acera. Se trata de M.B.E., que continúa en estado grave en el hospital de Povisa.

Acto seguido, impactó contra las dos sillas de bebés, ambos trasladados al Hospital Álvaro Cunqueiro. El más pequeño, de 9 meses, fue dado de alta tras una noche en observación, mientras que el hermano de 2 años, todavía está ingresado en estado grave pero evoluciona  sin complicaciones. Sufre una fractura en la nariz y una conmoción cerebral.

Además, según se supo este jueves, otra mujer que estaba en la zona resultó herida leve, acudiendo ella misma a un centro médico, lo que elevó a nueve el número de afectados.

Tras llevarse por delante un semáforo, el vehículo cruzó la calle en diagonal y acabó empotrado contra un árbol. El impacto causó heridas en el propio conductor, E.G.F., de 77 años, aunque de menor gravedad, y en los otros cuatro ocupantes del vehículo: las mujeres J.Q.P. y MR.F., de 75 años, y los hombres E.HD., de 69 y B.S.I, de 83.

Según el último parte médico,  siete de los ocho heridos trasladados en ambulancia continuaban ayer ingresados, dos de ellos en la UCI de Fátima y Povisa, y el resto en planta en ambos hospitales.

El conductor, por su parte, tras el siniestro no fue capaz de explicar lo que había ocurrido. La Policía Local asegura que no presentaba síntomas de embriaguez, si bien se le apreciaba un derrame ocular severo y un estado de desorientación que le impedía conocer lo sucedido.

El dispositivo de emergencias desplegado en la avenida de Fragoso tras producirse el accidente, sobre las ocho de la tarde del miércoles contó además de con varias dotaciones de Policía Local y atestados, una de apoyo del Cuerpo Nacional de Policía, y seis ambulancias, además de bomberos.