Galicia

Pendiente de las oposiciones

Galicia

Pendiente de las oposiciones

Opositores en una convocatoria previa a la pandemia en el recinto ferial de Silleda.
photo_camera Opositores en una convocatoria previa a la pandemia en el recinto ferial de Silleda.
Las 7.380 plazas anunciadas y aplazadas por la pandemia suponen un aumento del 43% respecto al pasado año

A mediados del mes de noviembre el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, confirmó una noticia que ya daban por descontada los miles de opositores que desgastan codos con la ilusión de conseguir una plaza de funcionario: la convocatoria no será hasta 2021. En Galicia están pendientes de convocar 7.380 plazas públicas, casi 1.000 en la oferta pública de empleo (OPE) sanitaria, en cuyos baremos tendrán "un plus" quienes hayan prestado servicios en el marco de la pandemia o trabajado en hospitales comarcales y centros de salud del rural. Las distintas oposiciones que suman estas 7.380 plazas, "la mayor oferta de empleo público de los últimos 12 años",  según Núñez Feijóo, ya habían sido anunciadas y, en el caso de las 3.654 de educación, la convocatoria se formalizó pero quedó aplazada a causa de la pandemia.

"Todo parece indicar" que en lo que queda de 2020 no se celebrarán este tipo de procesos, reconoció Feijóo al tiempo que remarcaba el compromiso de "avisar como mínimo con un mes" de margen para que los opositores puedan dar un último "repaso" al temario y favorecer la "suerte" en el examen. Para el presidente de la Xunta, "la oferta es histórica en todos sus términos", sobre todo porque la pandemia obligó a trasladar al año 2021 la de 2020 de educación."En cuanto a la de sanidad, la de 2020 la vamos a hacer en algunas categorías con la OPE de 2021 y en otras, en el caso de que aún esté sin convocar, con la de 2019. Nuestra intención es hacer una operación acordeón y agrupar. Espero que en 2021 podamos dar cuenta de la OPE de educación, sanidad y administración general", indicó el propio Feijóo aquella mañana de princios de noviembre, consciente de que una gran parte de la población ha despositado sus esperanzas laborales en las oposiciones.

Más plazas respecto al año anterior

Las 7.380 plazas anunciadas como una cifra mágica suponen un incremento del 43% respecto a la convocatoria de 2019.En el campo de la Administración General autonómica, la oferta de empleo público asciende a 2.741 plazas: 2.346 serán de acceso libre y las otras 395 se reservan para procesos de promoción interna del personal funcionario de la Administración. De ellas, 1.215 se corresponden con el proceso de estabilización y consolidación del personal del Consorcio de Igualdade e Benestar.

En la parcela sanitaria se ofertarán 985 plazas: 652 de personal médico en las áreas de máxima prioridad, siendo la mayor oferta de empleo de personal facultativo desde el año 2001; 275 plazas de enfermería, fisioterapia, terapeuta ocupacional y personal técpromoción interna. Además, a esta oferta se sumarán otras 3.263 plazas para los nuevos procesos de funcionarización en favor del personal laboral fijo de la Xunta, que se añaden a las 1.400 ofertadas en los dos últimos años, de las que un millar ya están ejecutadas y a las que se presentó "el 95% del personal laboral fijo que podía hacerlo", según cálculos del propio Feijóo, que aprovecha cada intervención sobre este asunto para solicar al Gobierno central má capacidad legal para poder ofertar todas las plazas vacantes en el Sergas. Una gran parte de Galicia cruza los dedos. 

Te puede interesar