La Región

TRIBUNALES

Pilar de Lara, sancionada con siete meses sin empleo y sueldo

La sanción por una falta muy grave debida a dilaciones y desatención, ha sido comunicada oficialmente este viernes

La jueza Pilar de Lara.
La jueza Pilar de Lara.
Pilar de Lara, sancionada con siete meses sin empleo y sueldo

La sanción de siete meses y un día sin empleo y sueldo y pérdida de destino, impuesta por el Consejo General del Poder Judicial, a la titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, Pilar de Lara, por una falta muy grave debida a dilaciones y desatención, ha sido comunicada oficialmente este viernes.

Así lo ha confirmado el abogado de la magistrado, Agustín Azparren, quien ha explicado que "la resolución hay que leerla con calma" porque "son cuarenta folios de resolución".

Ahora disponen de un mes para recurrir, desde el día siguiente a ser notificada, plazo que no empezará a correr hasta el próximo lunes al ser "inhábil" este sábado.

En cuanto a la sanción, ratifica lo que ya se comunicó vía telefónica; la sanción de siete meses y un día de empleo y sueldo y pérdida de destino "como autora de una falta muy grave del artículo 417.9 de desatención".


Retrasos "justificados"


Sobre los "retrasos" en la resolución de las macrocausas que lleva la jueza, como la "Pokémon", supuesto origen del expediente disciplinario, Agustín Azparren los ha negado y ha afirmado que "están justificados".

Solo, ha explicado, "hay un caso en el que se le podría imputar el retraso, pero estaría absolutamente justificado por el volumen de los asuntos que llevaba" Pilar de Lara.

"De casi 90 retrasos que se le imputan después de la inspección de cuatro inspectores (del Consejo), sólo uno sería realmente imputable a funciones propias de la magistrada, el resto de retrasos dependen de terceros, ya sea de informes, pendientes de peritos o pendientes de informes de la Policía. Hay muchos retrasos cuando dependen de muchos organismos", ha sentenciado.

El abogado de Pilar de Lara, que avanza que agotará el plazo para el recurso, sostiene que "en definitiva la esencia de todo es que las seis faltas con las que se inició el expediente quedó reducida a una, ha quedado reducido a la desatención que siempre he dicho es todo lo contrario a la actividad que hace Pilar de Lara en su juzgado".

"Se podrá describir de muchas formas, pero de desatención o desidia no, que es lo contrario a lo que es su forma de trabajar", ha concluido.