Galicia

Se reanuda la búsqueda del pescador desaparecido en las Cíes

Galicia

Se reanuda la búsqueda del pescador desaparecido en las Cíes

El "Marsua J" de Baiona naufragó cuando pescaba robaliza al palangre entre las dos islas. Fue rescatado el cadáver de uno de los tripulantes, el baionés José Manuel Freire Leyenda, mientras sigue desaparecido el patrón Jorge Emilio Martín Costas, de Panxón.

Efectivos de búsqueda y emergencias, coordinados por el centro de Salvamento Marítimo de Vigo, dependiente del Ministerio de Transportes, han reanudado a primera hora de este martes las tareas de búsqueda de patrón del pesquero `Marsua J`, hundido el lunes en Cíes.

En concreto, según han informado a Europa Press fuentes de Salvamento Marítimo, en la zona buscan la patrullera Río Guadalope, de la Guardia Civil, la embarcación Punta da Guía, de Gardacostas, y la Salvamar Mirach y el Buque Sar Gavia, ambas de Salvamento, así como pesqueros.

A mayores, y si el tiempo lo permite, rastrearán la zona los helicópteros Pesca I y Helimer 213, en periodos alternos, y se incorporarán a las labores miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS).

Para esta jornada, la búsqueda del patrón del `Marsua J` se realizará en una área que delimita un rectángulo alrededor de las Illas Cíes, limitado al norte por Cabo Couso, al sur por Baiona y al este por la Illa de Toralla. Hacia el oeste, se extenderá dos millas.

El `Marsua J`, así como el cadáver de uno de sus tripulantes, fue encontrado quilla al sol entre las islas Norte y Sur de Cíes en la tarde de este lunes por los efectivos que habían salido a buscarlo


Naufragio


Un vecino de Baiona falleció a consecuencia de un naufragio en las Cíes, mientras que el patrón de la embarcación, residente en Nigrán y  que responde a las iniciales J.E.M.C, continuaba anoche desaparecido. Fue la propia Cofradía la que dio el aviso a Salvamento Marítimo a las 16,15 horas de ayer tras comprobar que la embarcación "Marsua J" no había regresado a puerto. Automáticamente se activó un operativo de búsqueda y el helicóptero del salvamento "Pesca 1" localizó los restos de la embarcación "quilla al sol" entre la isla norte y sur de las Cíes, en una zona conocida como "Freu da Porta". A escasos metros del pecio localizaron a uno de los marineros flotando en el agua sin vida.  

En un primer momento el buque "Salvamar Mirach" se hizo cargo del cuerpo sin vida de J.M.F.L., que presentaba un fuerte traumatismo en la cabeza, aunque fue una patrullera de la Guardia Civil la que lo trasladó a tierra en torno a las 19 horas. El levantamiento del cadáver se llevó a cabo después de que la jueza realizase las diligencias pertinentes cerca de las 20 horas. 

La consternación era patente ayer en el puerto baionés, que desde primera hora de la tarde registro una actividad poco usual. Al lugar se acercaron diversas autoridades locales y autonómicas y el alcalde Carlos Gómez adelantó que declararán dos días de luto oficial por lo sucedido. Decenas de personas se acercaron a la zona para presenciar el desarrollo de los acontecimientos, así como familiares que estaban visiblemente muy afectados.    

Se trata de un barco de artes menores de casi siete metros de eslora. Tiene puerto base en Baiona y fue dado de alta en febrero de 2001. Fuentes cercanas  a la tripulación aclararon que estaban pescando entre el faro de la entrada a la bahía de Baiona conocido como A Goeira y Biduidos, ubicado hacia el norte de Cíes. 
Marineros de la Cofradía explicaron a este diario que en el momento del siniestro la tripulación del "Marsua J" se dedicaba a la pesca de lubina con palangre, una modalidad que entraña ciertos riesgos al realizarse en zonas de poca profundidad y en rompientes muy cercanas de la costa. Todo apunta a que un golpe de mar fue el causante del fatal desenlace.