Galicia

Un coche aterriza en la fuente de Rosalía de Castro en Vigo al quedarse dormido el conductor

Galicia

Suceso

Un coche aterriza en la fuente de Rosalía de Castro en Vigo al quedarse dormido el conductor

Acabó de madrugada en el interior del surtidor luminoso de Rosalía. El propietario abandonó el turismo, rescatado horas después. Dio negativo en alcohol y drogas

La fuente luminosa en la confluencia de Rosalía de Castro con Serafín Avendaño se convirtió en escenario de una operación insólita de rescate de un BMW blanco de alta gama que había acabado “aterrizando” en el interior en torno a las 5,30 de la madrugada. Hizo falta una grúa móvil para extraer el turismo del interior, donde había quedado “aparcado” unas horas antes. 

El propietario, un hombre de 40 años, E.R.P, había llegado conduciendo por dirección prohibida desde García Barbón hasta que se empotró contra la fuente, cayendo al interior con estrépito. Según explicaron vecinos de la zona, el turismo fue casi derecho contra la fuente. Un vídeo que ayer circulaba por las redes así lo atestigua.

Al poco, salió de su interior el conductor, haciendo notables esfuerzos, dio una vuelta, echó un vistazo y volvió al coche para tratar de encenderlo. Sin éxito, se marchó y abandonó su vehículo, que se quedó allí durante horas, hasta que llegó la Policía Local y más tarde una grúa para proceder a extraer el BMW del estanque interior que rodea a la pantalla. Todo ello ante la expectación vecinal por ver cómo finalizaba la operación, saldada con éxito, y el traslado del turismo al depósito municipal. 

En paralelo, la guardia municipal localizó el domicilio del conductor, situada en O Calvario, adonde llegó poco después de las seis de la madrugada. Sin embargo, no estaba en ese momento ya que se había ido a casa de un amigo. Vecinos del edificio reconocieron a este diario su susto por la llamada policial. El hombre no regresaría a su casa hasta más tarde, en torno a las 13 al menos. Pidió disculpas a los vecinos por lo ocurrido y las molestias sufridas. 

E.R.P explicó a este diario que se puso en contacto más tarde con la Policía Local, en torno a las 9, asegurando que se había quedado dormido a causa de una medicación que tomaba y que ésta y no otra había sido la razón del accidente. Se prestó a realizar la prueba de alcoholemia, que dio negativa, según señalaron fuentes policiales. También se sometió al test de drogas, y tampoco fue positivo. 

El asunto no va  a quedarse ahí, ya que hay daños contra la propiedad, además de la grúa y las responsabilidades civiles o de otro tipo a que pueda dar lugar. La "ciberfuente" de Rosalía fue inaugurada precisamente ahora hace tres años con la idea de dar información municipal  e incluso proyectar películas con regularidad, lo que no ocurrió. El septiembre de 2017 hubo un pase, que obligó a cortar la calle de noche, y no se ha vuelto a repetir la experiencia.