La Región

HUELGA

Xunta y sindicatos de Xustiza se acusan de estar "enrocados"

El Gobierno gallego mantiene la oferta  con nuevas ventajas y los sindicatos se sienten "insultados"

Xunta y comité de huelga se vieron ayer las caras en Santiago.
Xunta y comité de huelga se vieron ayer las caras en Santiago.
Xunta y sindicatos de Xustiza se acusan de estar "enrocados"

Las negociaciones entre representantes de la Administración de Xustiza de Galicia, en huelga desde hace nueve días, y de la Xunta continúan bloqueadas tras una reunión mantenida ayer entre las partes que se prolongó durante más de siete horas en la Escola Galega de Administración Pública. Ambas partes se acusaron mutuamente de estar "enrocados" en las mismas posturas y se emplazaron a continuar hoy, aunque las posturas parecen muy  lejanas.

El Gobierno gallego planteó  "una mejora", aunque con la misma oferta económica –entre 816 y 1.080 euros más al año– , que consistiría en convertir en fijos 36 puestos de refuerzo. Esas plazas permitirían trasladarse a Galicia a funcionarios gallegos que están fuera de la comunidad. El coste de esta medida supera, según la Xunta, el millón de euros. En el foco están 6 nuevas plazas de gestión, 24 de tramitación y 6 de auxilio judicial, de las cuales 16 serían en A Coruña, 5 en Lugo, 5 en Ourense y 10 en Pontevedra. 

A la reunión acudieron representantes de los sindicatos convocantes de la huelga para reclamar equiparación salarial con otros puntos de España, y los directores generales de Función Pública y Xustiza, José María Barreiro y Juan José Martín, respectivamente.

Los sindicatos indicaron que la Xunta no tiene "voluntad real" de negociación y acusaron a  los directores generales de decirles que emigren, diciendo que "si no están contentos, pueden concursar para trabajar en otras comunidades y que, con esta huelga, están ahorrando mucho dinero". Los sindicatos afirmaron sentirse "insultados" con estas palabras atribuidas a  los representantes de la Administración. Óscar Freixedo, como portavoz del comité de huelga, tildó de "patética" la postura de la Xunta, a la que acusó de no haber ofrecido "nada" y reiteró la postura negociadora de los sindicatos: "No nos vamos a levantar, vamos a seguir negociando. Fue la administración la que abandonó la mesa", zanjó.

Por su parte, los representantes de la Xunta sostuvieron que a los sindicatos únicamente les importa la cuestión salarial. Juan José Martín aseguró que la reunión confirmó  sus "peores presagios", y aseguró que en el comité de huelga"siguen demandando 225 euros de forma lineal por funcionario y mes", lo que considera "totalmente inasumible".

El seguimiento de la nueva jornada de huelga vivida ayer fue de un 89% en Ourense, según los sindicatos, cifra rebajada por la Xunta a un 39,42%.