La Región

DENOMINACIONES

Un Albariño intemporal con larga crianza

El señorío de Lanzós estuvo vinculado durante generaciones a la casa de los condes de Maceda, así que tenemos un vino de Rías Baixas con apellidos ourensanos.
Bodega del Palacio de Fefiñanes.
Bodega del Palacio de Fefiñanes.
Un Albariño intemporal con larga crianza

Poco más de seiscientas botellas salen cada año de la bodega del Palacio de Fefiñanes de este singular vino de larga crianza, pensado igualmente para un largo período de guarda. El nombre, recuerda a uno de los pocos nobles que se alinearon del lado de los Irmandiños en la revuelta del siglo XV, lo que causaría su desgracia. El señorío de Lanzós estuvo vinculado durante generaciones a la casa de los condes de Maceda, así que tenemos un vino de Rías Baixas con apellidos ourensanos.

La elaboración de Armas de Lanzós comenzó en 2013, con uvas seleccionadas en el campo y vendimiadas a mediados de octubre de aquel año. Es un vino de elaboración compleja, pues tras la fermentación, pasa dos años en depósito de acero inoxidable, y termina su afinado en barricas de roble de 500 litros. Tres años después de la vendimia es embotellado. Aquella primera cosecha de 2013 salió al mercado en 2017.

Una de las peculiaridades de Armas de Lanzós es que únicamente se embotella en formato magnum, de litro y medio. Actualmente podemos encontrar en el mercado  la cosecha de 2014.

La bodega del palacio de Fefiñanes tiene como buque insignia de su marca el Albariño de Fefiñanes, un vino joven del año, que lleva en el mercado más de noventa años, convirtiéndolo en el vino gallego más antiguo.

Las dependencias de la bodega se encuentran en la planta baja de distintas alas del palacio. Un edificio de trazo renacentista que fue construido entre los siglos XVI y XVII. Su producción media está en torno a los 150.000 litros anuales. La cifra, se alcanza gracias a un pequeño viñedo, en la misma finca del pazo, de una hectárea de terreno, y las uvas que aportan veteranos viticultores con los que la bodega tiene una estrecha relación desde hace muchas décadas. 

Además de Armas de Lanzós y Albariño de Fefiñanes, se elaboran otros dos vinos, el primero con una leve crianza sobre lías, 1583, y Albariño de Fefiñanes III Año, un ejemplo de la evolución de esta variedad en crianzas prolongadas, sin necesidad de aportación de madera: 27 meses en depósito de acero, los seis primeros con sus lías finas.