La Revista

Andrés Suárez se desnuda

La Revista

Música

Andrés Suárez se desnuda

Andrés Suárez
photo_camera Andrés Suárez

El cantautor ferrolano Andrés Suárez acaba de lanzar un disco que no en forma casual tituló con su propio nombre y en el que, por primera vez en dos décadas de profesión, pone su rostro en la portada, hecho que tampoco responde al azar. “Tenía que mostrarme como soy.

El mundo es muy grande y yo, que voy y vengo de aquí para allá, de Ferrol a Lima, de Quito a Madrid, de Buenos Aires al DF, de Murcia a Cataluña, tenía que mostrarme tal como soy al tiempo que muestro mi obra. Es lo que ha sucedido en este disco. Por si fuera poco, me he dado cuenta de que es la primera vez que después de terminar la grabación no cambiaría ni un solo acorde, ni un solo verso. Creo que he hecho lo mejor que podía hacer”, alega el artista que se desnuda emocionalmente en esta nueva entrega discográfica.

“No soy quién para calificar el disco pero es, sin duda, el más sincero de mi vida y el que más trabajo me ha costado escribir. Eso me lleva a mi éxito personal, por haberme despojado de muchas cosas que me impedían expresarme con libertad y sin tapujos”, asegura, además de reconocer que “Andrés Suárez” lo sacó de “la zona de confort en la que vivía” y resultó una “verdadera terapia de choque”.

Después de los avances “Despiértame, “No diré” y “Nina”, y con un disco que le llevó año y medio de trabajo, Suárez se define a sí mismo como “un cantautor electrónico, de rock o pop, pero cantautor a mucha honra”.

“Tengo amigos que me aconsejan que no presuma de ser cantautor, que eso suena a viejo. No lo comparto. Con toda la tradición que tenemos de cantautores y de trova, con gente como Serrat, Sabina, Aute, autores de una obra tan rica –asegura-. Cuando un chaval joven me pregunta quién es Aute, a mí se me cae la cara de vergüenza. Es el legado que estamos dejando”.

Así, tras grabar ocho álbumes, Suárez se atreve con este strip-tease emocional y se destapa con una obra con la que vuelve a mostrar su orgullo por su origen gallego a la vez que la satisfacción que le provoca ser igual de popular al otro lado del Atlántico. Al final, las historias que narra en sus canciones, que se podrán apreciar otra vez en vivo en el Festival TerraCeo el 10 y 11 de julio en Vigo, pertenecen a cualquier geografía y esto tiene su explicación: “Canto historias reales, cosas que he vivido”.