La Región

GASTRONOMÍA

El aroma del heno en un queso de vaca

El heno, que es la hierba seca con la que se alimenta a las vacas, le aporta no solo el color y la textura más sólida a la corteza

El aroma del heno en un queso de vaca

Cortes de Muar es una quesería familiar que regentan dos hermanos, segunda generación, en Silleda. La labor artesanal arranca ya en los prados donde las vacas viven plácidamente y pastan. Todos los quesos que elaboran tienen nombre de vaca: Mimosa, Marigold, Marianne... Precisamente este último es uno de los más notables de esta quesería que ya de por sí casi todo lo que elabora lo es. Marianne es un queso hecho con leche cruda de vaca, con una curación de tres meses envuelto en heno. 

El heno, que es la hierba seca con la que se alimenta a las vacas, le aporta no solo el color y la textura más sólida a la corteza. También transmite su aroma y unos toques florales al sabor del queso. De pasta más compacta, por el tiempo de curación, un color crema tirando a toffe y los ojos característicos, no muchos pero sí de buen tamaño. Aroma y sabor intensos, un poco fuerte pero muy agradable. Su paladar es consistente y no necesita de un complemento para ser disfrutado. Un buen pan, eso sí. Ahora bien, quienes disfruten del queso en la cocina, éste Marianne puede servir para darle un toque en lascas a una ensalada, integrarlo como ingrediente en muchas recetas, tanto con un gratinado, como simplemente una loncha sobre un entrecot recien hecho.