La Revista

Para enamorarse, Malasia

La Revista

El destino

Para enamorarse, Malasia

Borneo, dividida políticamente en Malaisia y Brunei en el norte, e Indonesia al sur.
photo_cameraBorneo, dividida políticamente en Malaisia y Brunei en el norte, e Indonesia al sur.
Más que un país, un tesoro; más que un lugar, un secreto… Malasia es el crisol cultural de los destinos asiáticos que ofrece mil y una sensaciones para disfrutar de playas, selvas, aldeas escondidas y gastronomía

“Selamat datang”. En Malasia el bienvenido suena a “aquí hay aventura”, y para quien aún no se lo crea, que entre y vea. Basta solo con imaginar el eco salvaje que se desprende de sus junglas húmedas abarrotadas de fauna. Playas de ensueño, islas idílicas, sensaciones culinarias y cultura multiétnica. Así es este país situado en el corazón del sudeste asiático, un lugar que palpita, que conforma una sociedad repleta de tesoros naturales, exuberantes paisajes y pintorescas aldeas de pescadores, montañas con tradiciones milenarias y el exotismo de sus tribus. Valiente aquel que pruebe de su esencia, porque ya nunca podrá desprenderse de ella.

Minuto uno de estancia en Malasia, minuto uno de sorpresas. La fórmula no tiene misterio, el resultado de esta experiencia tiende siempre al mismo adjetivo: inolvidable. Tal vez la complejidad venga de sus componentes, porque son muchos y también variados. Es necesario dedicar un trocito de tu vida a un país mágico para que él te complete el resto de ella. Así es Malasia, un todo en uno: selvas, islas paradisiacas, monumentos, cultura, gastronomía, también ciudades cosmopolitas, fauna y flora… 

Malasia es uno de los países más diversos del mundo. Exuberantes paisajes e improvistas playas vírgenes de arena blanca se dejan entrever tras la frondosidad de sus bosques tropicales. Al estar bañada por dos océanos y tres mares diferentes, y gracias, también, a su clima y amplia geografía, el abanico de playas, islas y ecosistemas marinos -tiene varias zonas de buceo de prestigio mundial- es tal que difícilmente alguien puede no encontrar su hueco en el país.

Si unimos los conceptos de selva e isla, no queda más remedio que hablar de Borneo, uno de los lugares con mayor diversidad del mundo: 622 especies de pájaros, 400 tipos de anfibios, 394 categorías de peces y 222 tipos especies de mamíferos viven en la isla de Borneo.  

La isla está cubierta por selvas vírgenes aun sin explorar, lugares donde es posible descubrir nuevas especies de plantas y animales que habitan allí. Fauna visible y otra un poco más escondida. Borneo acoge zonas de buceo que ofrecen experiencias únicas.

Visitar las pintorescas aldeas de pescadores, saborear con el mismo olfato las plantaciones de té de las Cameron`s Highland, perderse por Patrimonios de la Humanidad como Georgetown, una ciudad increíble y romántica además de uno de los lugares imprescindibles del sureste asiático; conocer el exotismo de sus tribus o pasear por su capital, Kuala Lumpur, la urbe de los grandes rascacielos… Es un país que bien se confunde con un paraíso para los amantes de la buena comida con influencia china e india. Uno de los lugares con mayor cultura gastronómica del mundo.

Estos son solo algunos de los mil motivos que Malasia tiene para enamorar y para crear un “volveré” indiscutible. Múltiples experiencias que conforman una aventura que destila la esencia de Asia.