La Región

DENOMINACION DE ORIGEN

Gran Oro y medalla de oro en la cata CINVE

La bodega triunfadora de este certamen fue Priorato de Razamonde, que regresa de este concurso con el único gran oro gallego para el vino que le da nombre a la bodega

Bodega Priorato de Razamonde, en Cenlle.
Bodega Priorato de Razamonde, en Cenlle.
Gran Oro y medalla de oro en la cata CINVE

El Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos que este año se celebró en Cáceres ha proporcionado nuevos triunfos a los vinos ourensanos que han regresado de este certamen, cuyo fallo se conoció el miércoles, con un gran oro, un oro y cuatro platas. Seis medallas sobre un total de doce que recayeron en vinos gallegos. La racha que comenzó con Vinespaña en el mes de febrero continua. La bodega triunfadora de este certamen fue Priorato de Razamonde, que regresa de este concurso con el único gran oro gallego para el vino que le da nombre a la bodega, y un oro adicional a Alter, su vino blanco más veterano.

Priorato de Razamonde es una bodega situada en dicha parroquia del término municipal de Cenlle, en la finca que había sido propiedad del arquitecto Daniel Vázquez Gulías. 24 hectáreas de viñedo y una marca que se estrenó con la cosecha de 2015. Hasta entonces, esta empresa familiar formada por dos hermanas y dos hermanos era propietaria de una bodega de colleiteiro que tenía sus instalaciones en Castrelo de Miño.

Priorato de Razamonde es un monovarietal, elaborado con uvas Treixadura procedentes de la finca que posee la bodega al lado de sus instalaciones.

Junto con el gran oro obtenido por Priorato de Razamonde blanco, la bodega consiguió una medalla de oro para su otra marca, Alter. No se trata de un segundo vino, dado que si nos atenemos al orden cronológico fue el primero que elaboraron, ni tampoco en calidad, sino a un concepto diferente, pues en Alter, trabajan con dos variedades más y que redondean y convierten en mucho más expresiva la Treixadura: Godello y Loureira.

Ambos vinos ponen de manifiesto que el éxito en los concursos   depende del gusto del jurado. Así, en esta edición, Priorato se impuso sobre Alter, mientras en la cata de Vinespaña, organizada por la Federación de Asociaciones de Enólogos, fue Alter quien regresó con una medalla de oro y Priorato de Razamonde, con una de plata.

En cualquier caso, los premios obtenidos en estos primeros concursos avalan que la cosecha de 2018 está siendo extraordinaria para los vinos de esta bodega, y en generla para todo el Ribeiro.