La Región

La guerra de sobrevivir en pleno apocalipsis

Esta semana en The Walking Dead... muerte, amor y un ego que parecía desmesurado

La guerra de sobrevivir en pleno apocalipsis

ANTES DEL PARÓN DE INVIERNO, lo que se presentaba como tranquilidad y sosiego aburría a los espectadores. Tras la muerte de Deanna y la lucha contra zombis y humanos para salvar Alexandria, todo se había vuelto angustiosamente tranquilo.Los guionistas de The Walking Dead siempre han jugado así con nosotros, los fieles espectadores. Después un fuerte inicio de temporada en el que ojipláticos presenciabamos la terrible muerte de uno de los protagonistas, todo se volvía excesivamente relajado. Por eso, despues del parón, la alocada narración sobre la supervivencia de Rick y los suyos se retomó con más fuerza que nunca. 

Aparece Jesús y su pueblo, a los que podríamos ver como la definitiva salvación de Alexandria. Pero también llegan los problemas. En un afán por perpetuar la supervivencia de los suyos, Rick insta a todos a ir a la guerra y acabar con Negan, ya que el y sus seguidores suponen una amenaza para el futuro. Para los espectadores, Rick se ha vuelto todavía más loco, su ego se lo ha comido y por ello todos van a morir. Pero antes, por que no, tiene tiempo para un idilio amoroso con Michonne, lo que tanto, tanto tiempo llevábamos esperando. 

Y así, lo que parecia un ego desmesurado, se convierte en triunfo con daños piscológicos colaterales.