La Revista

L´Éte: moda efímera

La Revista

lo beo

L´Éte: moda efímera

Interior de la tienda.
photo_cameraInterior de la tienda.
Mr. Ce, Squirrel Row, Pipa y Pepa, La hija de la Bailarina Rusa y Van Bay son las cinco marcas que hace casi seis años se unieron para crear "L’Étè”, una tienda efímera que este fin de semana cierra sus puertas en Sanxenxo muy satisfechas por la acogida de cada verano

¿Cuál es la historia de L’Ete pop up? ¿Cómo y por qué nació?

L’ete nació en 2014, las cinco socias acababan de montar sus propias marcas y supimos desde un principio que juntas sumábamos y que llegaríamos más lejos. Encajamos muy bien desde el principio y nos pareció una gran aventura. No sabíamos a dónde nos llevaría, desde luego no nos imaginábamos que llegaríamos aqui. 

¿En qué consiste el novedoso sistema de ‘pop up’?

Desde el punto de vista del cliente es una tienda efímera donde puedes encontrar de todo, un evento de ocio muy divertido. Para nosotras es una manera de unir fuerzas, optimizar recursos y llegar a los lugares a los que solas no podríamos. 

En vuestro espacio reunís arte, moda y cultura. Sin embargo, muchas veces cada corriente artística parece vivir aislada del resto. ¿En qué medida se retroalimentan?

Todas hacemos cosas creativas, distintas pero muy compatibles. Las marcas que se unen a nuestro proyecto nos aportan siempre de una manera u otra. El éxito de L’ete es esa conjunción de energías, todos aprendemos de todos, nos divertimos y los clientes lo perciben, es parte del valor añadido de nuestro producto. 

¿Por qué elegisteis Sanxenxo? ¿Cómo veis el panorama gallego en cuanto a moda?

Galicia es un referente en moda, no solo por las grandes empresas, también por la cantidad de talento que hay en los ambitos del estilismo, dirección de arte, diseño... y curiosamente todo el mundo acaba pasando por Sanxenxo. Es la tercera ciudad gallega en verano, pasa gente de todas partes, hacemos clientes de toda España y Portugal. Nuestras productos, y con ellos nuestras marcas, se van, después del verano, a los sitios más insospechados.

El modelo de pop up store ha arrasado en capitales europeas como París, Londres o Milán. ¿Estamos preparados en Galicia para algo así?

Sin duda, Galicia en moda está a la vanguardia, hay ganas siempre de ver propuestas nuevas.

¿Cómo es el proceso de selección de los productos que conforman vuestro catálogo?

Es una mezcla de estética y de alma. Nos gustan los productos bonitos y con historia detrás. 

En la sección de  moda, apostáis por marcas originales. ¿Cuál es la filosofía L’Ete en este sentido?

Hemos aprendido mucho en estos años. La selección es muy importante, las marcas que vienen comparten con nostras filosofía: cosas bonitas, hechas con alma. 

¿Cómo ha sido la experiencia ahora que llegáis al final?

Agotadora y muy muy satisfactoria. Nuestros clientes nos emocionan cada verano cuando abrimos, vienen a saludarnos, nos ponemos al día de cómo ha ido el año, se ha creado un vínculo muy especial. Y también es alucinante ver la respuesta de los que entran en la tienda por primera vez, tenemos un cuaderno lleno de dedicatorias a “la tienda más bonita de Sanxenxo”. Es la recompesa a muchísimo trabajo previo y a un verano de horarios maratonianos. 

¿Hasta qué punto es importante el espacio para una pop up?

En la nuestra, básico, aunque más que el espacio la intervención que hacemos en él. Las plantas y los elementos naturales llenan nuestra tienda, montada con caballetes y tablas de madera, burros hechos con palos de azadas... Le echamos mucha imaginación. Llevamos aquí cinco veranos y la tienda ha sido siempre distinta. 

¿Por dónde pasa el futuro de la moda?

Bufff.. Qué pregunta tan difícil. Tenemos claro que las sinergias entre marcas, la apuesta por lo auténtico y los espacios especiales son nuestro presente y nuestro futuro, lo que no sabemos es si la moda querrá pasar por ahí o no.