La Región

GASTRONOMÍA

La miel gallega se enfrenta a sus retos

La miel gallega está entre las mejores del mundo

La miel gallega.
La miel gallega.
La miel gallega se enfrenta a sus retos

Este año de buena floración y lluvias se prevé un buen año para la miel gallega que se resarcirá así de las penurias de cosechas anteriores en las que la sequía y las plagas menguaron mucho la producción de nuestros apicultores. Pero todavía tiene que enfrentarse a dos retos nada fáciles: la lucha contra la velutina, la avispa asiática que está asolando los colmenares del litoral y ya empieza a hacer estragos en la Galicia interior, y las importaciones masivas de miel de baja calidad y menor precio.

Menor precio para el distribuidor, porque luego, a la hora de la verdad, apenas hay diferencia con el precio de la miel gallega, que se puede conseguir con la etiqueta de la IGP Mel de Galicia, por menos de 6 euros el tarro de medio kilo e incluso menos de diez euros, si es de un kilo.  Que la miel gallega está entre las mejores del mundo ya nadie lo discute y como tal se vende fuera de nuestras fronteras.  

Pero a día de hoy, la única manera de garantizar el origen de la misma es a través del sello de la indicación geográfica protegida, ya que fuera de esa etiqueta, la miel puede ser envasada en Galicia o en España pero venir de una mezcla de mieles y jarabes de dudosa calidad que reducen considerablemente las cualidades de este alimento que además tiene muchas propiedades terapéuticas.