MODA

Moda y personalidad

Patricia Casás empezó dando un toque personal a sus propias prendas. Siguió por la de sus conocidos y hoy recibe numerosos encargos de gente que quiere llevar una prenda customizada por “el moreno beach”, la marca con la que da rienda suelta a su imaginación

Moda y personalidad

¿Qué es el moreno beach?

Es un proyecto muy sencillo y sin pretensiones. Nace, como te habrán dicho en multitud de ocasiones, fruto de la casualidad. Empecé a tener la necesidad de hacerme para mí cosas que no encontraba en el mercado y, poco a poco, las empecé a regalar a amigos y familia y ése fue el primer escaparate del Moreno y empezaron a animarme a que se lo mostrase a más gente y así, medio de broma abrí @elmorenobeach en Instagram. Detrás de ese  proyecto estoy  yo, Patricia. No soy diseñadora ni pretendo serlo, mis armas de trabajo son intuición e improvisación . Tan sólo soy una persona que hace prendas que le gustan, a veces creo que sólo me van a gustar a mí y de repente me encuentro diez mensajes de gente que la quiere. Por eso fui siguiendo, por la aceptación y conexión con la gente. Me imagino la prenda como un lienzo en blanco y comienzo a añadirle elementos que me gustan. A veces el resultado final dista mucho de la idea inicial. Siempre quiero quedarme con todo lo que hago, pero al final se lo lleva alguien. Todo lo hago yo a mano.

Desde Galicia, tus prendas miran hacia diferentes culturas.

En cuanto a inspiración y materiales con los que trabajo principalmente, puede parecer que sólo me baso en culturas lejanas. Hay mucho de eso, trabajo principalmente con tapices mexicanos y americanos antiguos, ésa suele ser mi pieza principal. Pero también hay muchísimo más de Galicia de lo que pueda parecer. Tengo mucho material de pasamanería gallega, aunque tal y como lo mezclo no parece que lo sea. Combino  a lo mejor un tapiz azteca con un ribete comprado en una mercería de barrio de A Coruña o de mercadillos. Pero cuando digo mercadillo no es Camdem precisamente, sino el clásico feirón galego (risas), con lo cual, esa combinación, fusión o  como quieras llamarle, es más sencilla de lo que parece.

Se trata de un proyecto muy personal. ¿Cuál es tu filosofía en torno a la moda?

Ninguna. Hago y ofrezco lo que me gusta. Considero que cada cual debe ir según su gusto y comodidad y ser coherente con su estilo,  su tipo de vida y no ir disfrazado. ¡Ojo! Para mí no es lo mismo que ir extravagante, eso puede ser elegantísimo si es acorde a la esencia de la persona y lo lleva con naturalidad.

Realizas customizacion de prendas. ¿Huimos del uniforme oficial del “street style”?

Pienso que para nada estamos huyendo del uniforme. Yo, que vivo en A Coruña, veo cómo la gente está al tanto de las tendencias y las lleva a la calle a diario, sigo viendo mucho unifomidad. Lo que pasa es que ese uniforme va cambiando con la tendencia del momento, pero no deja de serlo. Contradictoriamente, yo recibo cada vez más pedidos y más gente se interesa por mis prendas distintas, con lo cual veo, y me alegra, que hay de todo en la calle.

Haces creaciones bajo demanda. ¿Qué tipo de diseños son los más demandados?

En realidad me gusta hacer lo que se me ocurre a mí, sin un destinatario concreto, la hago como si me la fuese a quedar yo. Es con lo que más disfruto y me siento libre. Al final lo noto muchísimo en el resultado.  Cuando hago algo porque quiero, sin que nadie me lo encargue, una de las cosas que más me divierte es saber quién se lo va a llevar, la mayoría de veces quien menos imagino y eso me encanta y me llena. Mi trabajo es en directo sobre la prenda, por eso, cuando alguien me encarga algo como lo que le vio a su vecina que también era mío, se lo hago muy similar, aunque no lo recomiendo porque la esencia de mis prendas es que sean todas distintas aun con elementos comunes. Otras veces no tengo ese material y básicamente porque al ser un trabajo a mano, no puedo hacer dos iguales aunque quiera y porque la copia nunca es como el original. Estoy contenta porque cada vez recibo más llamadas y mensajes de gente que me dice, sobre todo con las sudadera: “Oye, Pati, quiero una sudadera tuya , ¡la que tu veas!”. Eso me encanta y eso es a lo que quiero llegar con todos los encargos para abandonar esa “demanda” de la que me hablas.

¿En qué te inspiras a la hora de diseñar?

En peíiculas que vi sobre todo cuando era pequeña, en indios y vaqueros, en el mar, en playas tanto gallegas como de cualquier lugar, en la naturaleza y en rancheras. También en gente que veo por la calle, nunca gente que vaya vestida de manera correcta y según lo esperado, sino con elementos que me chocan.

¿Qué papel juegan en el panorama actual marcas como el moreno beach?

Hoy en día hay muchísima informacion y lo veo positivo en cierto modo, me alegro que todos podamos alcanzar a comprar algo que sería impensable hace años gracias a las marcas low cost y que éstas convivan con las grandes marcas de gama alta. Sin embargo, veo un punto negativo en el hecho de que la gente olvide quiénes son, cuál es su estilo. Creo que las marcas mas pequeñas ganan en personalidad y quizás devuelvan a la gente un poco a su esencia. Pero en general considero positivo la gran oferta que hay y pienso que es tema de cada uno que no se nos vaya de las manos.