La Región

LO MÁS VISTO

Outcast, por si un niño diabólico no es suficiente...

La última creación de Robert Kirkman te puede dejar sin aliento

Outcast, por si un niño diabólico no es suficiente...

OUTCAST NOS sorprendía y aterrorizaba con las contorsiones diabólicas de un niño que se come su propio dedo en el primer episodio. Ahora en su cuarto, añade a la trama una ancianita. Encantadora, de esas que se sientan en primera fila en la misa de los domingos, con ojos del color del cielo y tierna sonrisa. De esas que te dan un susto de muerta a mitad de episodio y tienes que pararlo a la mitad para recuperar la valentía. 

Así se las gasta la nueva creación de Kirkman de vez  en cuando. Ya en su piloto empezó fuerte y nos dejó con ganas de más, pero los siguientes episodios se centraron más en resolver los misterios vitales del pobre paria Kyle. Y todo hay que decirlo, a los seguidores de The Walking Dead le gusta la acción, por eso la vida personal y sentimental de nuestro protagonista la visionábamos sin pena ni gloria. 

Pero parece que de nuevo sale el gen terrorífico de la serie. Añadiendo un nuevo personaje aun sin resolver. Una diabólica abuelita con ojos muy expresivos, capaz de hacernos saltar del asiento. 

Además el misterio crece y se reproduce por todas partes. Por un lado tenemos a Megan, traumatizada y a su marido, policía que se toma la justicia por su mano. Y por otro, esa caravana misteriosa ahora incendiada. ¿Qué viene después?