La Revista

La pesca deportiva vuelve al calendario

La Revista

Pesca

La pesca deportiva vuelve al calendario

Como todas las actividades no imprescindibles, la pesca deportiva y de recreo, sufrió un cierre absoluto durante los más de cincuenta días que lleva acumulados el estado de alarma en España. En los ríos es donde más se ha notado esa ausencia de pescadores, que en esta época del año están detrás de truchas, sábalos, salmones y todas esas otras especies foráneas que algunos desalmados soltaron por ríos y presas de Galicia y el resto de España para tener más entretenimiento con la caña. 

Por primera vez, el “campanu”, es decir, el primer salmón que se pesca en un río. no fue asturiano, sino gallego. Las restricciones del estado de alarma imponen ciertas condiciones a la pesca deportiva, pero ya está autorizada en las aguas de nuestra comunidad, mientras que en Asturias todavía están pendientes de un permiso que puede que no se alcance hasta finales de mayo. Así que el campanu del Ulla, se adelantó a los ríos salmoneros asturianos que, dicho sea de paso, suelen ser mucho más generosos en capturas. El cierre de la hostelería también benefició a otras especies que, por no existir demanda, no hubo capturas ante la caída de precios. Es el caso de las angulas, la lamprea, anguilas y en el mar, las grandes lubinas o róbalos.